Premios, degustaciones o charlas para celebrar el Día del Celíaco en Huesca

En Huesca más de un millar de personas son celiacas, a las que hay que añadir otros cientos con una especial sensibilidad al gluten. Este sábado día 28 la Asociación Celíaca Aragonesa celebra el Día del Celíaco en Huesca con una jornada de charlas, degustaciones, premios y lectura de un manifiesto. Éste último será en la plaza de Navarra a las 10’45 horas.

La jornada comenzará a las 9.30 horas en el Centro Cultural del Matadero con la inauguración de la Feria Degustación que estará hasta las 14 horas. Tras la lectura del manifiesto hay un encuentro de degustación para jóvenes de entre 14 y 35 años.

Las conferencias comienzan a las 11.30 horas en el salón de actos del Centro Cultural del Matadero. El doctor Ricardo Fueyo expondrá las conclusiones de la investigación PSYCHO-CD, sobre aspectos psicosociales de la enfermedad celíaca. Intervendrá también el doctor Miguel Montoro y la doctora Iva Marqués.

A las 13 horas se entregan los Premios Bianuales de la Asociación. El reconocimiento empresarial será para Supermercados Altoaragón, el Premio a la Investigación para el doctor Santos Santolaria y el de colaboración para Diario del Altoaragón. Simultáneamente habrá una charla coloquio entre Ana Ferrer, profesora del área de tecnología de los alimentos de la Facultad de Ciencias de la Salud y del Deporte y Javier Abadías, cocinero, bloguero y miembro de la Asociación. Hablará de cómo elaborar y adaptar recetas sin gluten. Ana Ferrer expondrá estrategias para la mejora sensorial y nutricional del pan mediante la adición de ingredientes funcionales.

A las 14.30 horas se ha programado una degustación de paella en la Peña Os Casaus y tras la comida y el sorteo de regalos acabará la jornada a las 18.30 horas.

LA ÚNICA TERAPIA, EVITAR EL GLÚTEN

Para los celíacos la única terapia es evitar el gluten en su dieta, algo que la investigación intenta remediar, pero que se atisba la única solución a medio plazo.

El promedio de tiempo que transcurre desde que una persona celiaca nota los primeros síntomas hasta que recibe el diagnóstico claro de su enfermedad son 10 años. Una década soportando digestiones pesadas y visitas médicas. En Huesca la Unidad de Gastroenterología, de la que es coordinador el doctor Miguel Montoro, decidió dedicarse de forma especial a mejorar y acelerar el diagnóstico de estas personas.

Es fácil confundir los síntomas de la celiaquía con un cuadro de intestino irritable, por ejemplo. Para ello hay que tener en cuenta otros factores como la falta de hierro, llagas en la boca, retraso de crecimiento o especial irritabilidad en el carácter. Muchos expertos también previenen del “sobrediagnóstico” y debe ser calificada por un médico especializado.

Quienes sí son celiacos saben que su enfermedad es crónica, pero es cierto que el incremento de casos ha propiciado el interés de la industria, que investiga en diferentes ámbitos, desde el trigo transgénico a otros métodos que abren una puerta a la mejora de la calidad de vida de las personas celiacas, que representan el 1% de la población.

Comentarios