El Alcoraz no rebla

SD Huesca Real Zaragoza derbi fútbol

De diez estuvo la afición de la SD Huesca que llenó las gradas del Alcoraz con un magnífico ambiente para vivir un partido que no defraudó con emoción, goles y polémica arbitral. No hay que lamentar incidentes reseñables entre los seguidores de ambos conjuntos. El Real Zaragoza estuvo arropado por cerca de un millar de aficionados. Pero la afición oscense estuvo a la altura del partido y viendo que su equipo sufría con un hombre menos no dejó de animar y empujó a conseguir por lo menos un empate que le deja a un punto para cerrar la permanencia matemática, cuando quedan dos partidos.

El Alcoraz vibró con el gol de Samu del empate cuando peor lo estaba pasando el Huesca por la injusticia arbitral con la expulsión de Machis y antes la jugada que propició el gol del Zaragoza con una clara mano de Diamanka en la frontal de su área que Trujillo Suárez no señaló.

Al final fiesta entre los cerca de 5.000 azulgranas que festejaban el empate como un triunfo, que es lo que parece a tenor de cómo ha quedado la clasificación a falta de dos partidos.

Que el Alcoraz no rebla lo tiene claro el Real Zaragoza que se vio superado por un equipo que a base de esfuerzo y sacrificio ha conseguido llegar a la meta, ahora falta pasarla y eso puede suceder el domingo en Pamplona.

La nota negativa la expulsión de Machis y la lesión de Iñigo López que este viernes será evaluado. La cercanía del partido del domingo habrá que ver cómo afecta al importante esfuerzo realizado por los jugadores en el césped. Además Arrubarrena y Jesús Valentín no están todavía recuperados y Aguilera se quedaba fuera de la convocatoria.

Comentarios