La división de energía de Hidro Nitro lastrada por las pérdidas y el nuevo impuesto de 900.000 euros al año

Por primera vez, la división de energía de Hidro Nitro Española entraba en pérdidas el año pasado, si a ello se añade el nuevo impuesto medioambiental de unos 900.000€ del Gobierno de Aragón, el futuro de sus trabajadores podría estar en peligro como explicaba el presidente del comité de empresa, Juan José Santisteve.

El nuevo impuesto viene a suponer la gota que colma el vaso en una situación que se viene empeorando desde el 2013, con nuevos impuestos estatales, el cambio habido en la tasa de la interrumpibilidad eléctrica, la renovación de los arrendamientos de las centrales hidroeléctricas o los caudales ecológicos.

Hidro Nitro explota cinco centrales hidroeléctricas, 2 en régimen de arrendamiento y 3 en régimen de concesión, estando sin pronunciamiento por parte de la Administración en estos momentos la reconducción del arrendamiento de las centrales de Barasona y El Ciego, que entre las dos representan la mitad de la producción de las centrales. Hidro Nitro defiende la prórroga legal natural del arrendamiento en aplicación de la ley de Aguas, que tendría que hacerse en 2019, fecha en la que acaba y que se podría prorrogar hasta el 2060.

A este panorama hay que añadir que el coste de energético para producir en España dobla al de países como Francia donde también tiene plantas el Grupo Ferroatlántica.

En la actualidad la plantilla de Hidro Nitro es de más de 200 trabajadores directos más unos 800 indirectos, La división de energía cuenta con 25 empleados.

Para Santisteve la decisión está clara, en el sentido que el Gobierno de Aragón tiene que decidir por si quiere o no mantener los puestos de trabajo en el sector industrial.

La producción eléctrica de las centrales de Hidro Nitro Española se dedica fundamentalmente para rebajar los costes propios de su fabricación.

Comentarios