La Ruta del Vino del Somontano, diez años de referencia en España

Esta iniciativa turística cumple su décimo aniversario como un motor económico para la Comarca de Somontano. El objetivo de este proyecto desde su inicio era promocionar el territorio, sus productos y atractivos. Las cifras no dejan lugar a dudas; en total, 430.000 visitantes durante esta década. Un modelo que “siguieron posteriormente muchas regiones de España”, señala Antonio Cosculluela, presidente de la Ruta del Vino del Somontano.

Todo ello se ponía en valor este miércoles con una presentación en el Museo Pablo Serrano de Zaragoza sobre esta década de historia de la Ruta del Vino del Somontano. Más de doscientos invitados conocían de primera mano los inicios de esta Ruta, su evolución y su potencial. De hecho, los consejeros de Economía y de Desarrollo Rural y Sostenibilidad del Gobierno de Aragón, Marta Gastón y Joaquín Olona, respectivamente, destacaban que “es un ejemplo a seguir de colaboración público- privada que genera riqueza y empleo”.

El presidente de la Comarca del Somontano, Jaime Facerías, y el presidente de la Denominación de Origen Somontano, Mariano Beroz, incidían en que esta ruta fue pionera en España y se tomó como modelo a seguir en multitud de territorios y agradecían la confianza a las empresas adheridas. Por su parte, el presidente de la Ruta del Vino, Antonio Cosculluela resaltaba las altas cifras de visitantes (el pasado 2015, eran 55.700 visitantes) en toda la Comarca gracias a este atractivo que reúne las bodegas, el paisaje, la gastronomía, la naturaleza y el patrimonio cultural y arquitectónico.

En la actualidad, ochenta establecimientos entre bodegas, restaurantes, alojamientos y centros museísticos están adheridos a la Ruta del Vino Somontano. Su potencial de futuro era uno de los aspectos que se destacaban en los discursos del sector económico e institucional aragonés durante la presentación en Zaragoza. En el presente año, el bus del Vino renovaba su imagen por una línea conceptual, elegante; ecléctica y dinámica. Su lema es ‘Un viaje por los sentidos de Somontano’, con diez itinerarios muy diferentes ofertados desde marzo hasta noviembre para vivir “experiencias únicas”.

El prestigioso cocinero altoaragonés Carmelo Bosque, propietario de Lillas Pastia, La Granada y gestor del restaurante Quema en el Museo Pablo Serrano lideraba el apartado gastronómico elaborando tapas para la ocasión maridada con vinos de la Denominación de Origen Somontano.

Comentarios