El problema de la despoblación tiene que hacerse visible en Europa

Victoria Fortuño Bruselas

No sólo Teruel, Soria, Cuenca y de manera menos drástica pero también preocupante Huesca, cuentan con zonas escasamente pobladas en la Unión Europea. “Un problema creciente” era el subtítulo de la mesa redonda que se desarrollaba este miércoles en Bruselas, con un grupo de trabajo que llegaba a convocar a una treintena de personas, hablando y debatiendo sobre la necesidad de hacer algo ya para evitar los desiertos demográficos.

Países como Grecia e incluso Alemania están padeciendo en determinadas zonas esta problemática que quiso abordar Primavera Europea (coalición política de la que CHA forma parte en el Parlamento Europeo), a través de unas jornadas que coordinó el eurodiputado Jordi Sebastià. La despoblación es un gran problema que genera agravios, transmitía el parlamentario.

El primer objetivo es que un tema como este, esté presente en la agenda y deje de ser invisible en Europa. Con esta idea se manifestaba Joaquín Palacín, director general  de ordenación del territorio en el Gobierno de Aragón durante su intervención.

A través de unas políticas convenientemente planificadas y sobre todo escuchando a los territorios, tal y como reivindicaban los agentes participantes, es posible remediar la situación en el largo plazo. Hay ejemplos de reversión en la tendencia. Precisamente una de las ponentes era Sofía Tucinska, directora de la oficina de la región de Suecia en Bruselas, quien expuso la experiencia que ha llevado a cabo Escandinavia para incentivar la repoblación de lugares como Laponia, con el hándicap añadido de las adversas condiciones climáticas.

Tras un análisis muy detallado de la problemática en general, durante la sesión de más de dos horas en el Parlamento Europeo se habló de la imposibilidad de repoblar todo lo que se ha quedado vacío. Una dura decisión pero real, explicaba Sebastià.

Sin embargo, la perspectiva de cara al futuro y al nuevo periodo europeo que se iniciará en 2020 es positiva. De momento, parece firme la apuesta por implantar la banda ancha en toda Europa, como subrayaba la parlamentaria Inés Ayala, quien quería asistir a las ponencias  apoyando la causa. Además, se ponía sobre la mesa en todo momento, el potencial que tiene el medio rural con el aprovechamiento de sus recursos endógenos y bajo la mirada de un crecimiento inteligente y sostenible.

Comentarios