El CEDER Zona Oriental reclama mayor financiación del Leader en A Vivir Huesca

a vivir ceder monzón

Este domingo, dentro del programa A Vivir Huesca y Provincia que presentaba Cristina Pérez, se enseñaba la labor del CEDER Zona Oriental, que abarca las comarcas de Cinca Medio, La Litera y Bajo Cinca, y como está siendo la aceptación de la primera fase del proyecto Leader 2016-2020. José Foj, presidente del CEDER, era claro al afirmar que los 6.000.000€ con los que está dotado es insuficiente para dar respuesta a la demanda de los emprendedores de una zona muy dinámica, con más de 60.000 habitantes y 34 núcleos.

Sonia Bastinos, gerente, explicaba que una de las novedades de este año era la concurrencia, por ello aunque 23 proyectos cumplen las condiciones del programa, no todos recibirán subvención. En septiembre hay una segunda convocatoria para este año.

Además, se hablaba con tres emprendedores, que gracias a las ayudas del Leader han puesto en marcha proyectos. Es el caso de Pearlcherries, del albalateño Javier De Pablo, la Factoría Mágica de Civi Civiac con Ismael Civiac y la empresa de Azanuy Acasa de Cristina Romero, que se ha extendido por toda la zona por su calidad y su especialización.

De Pablo, tras conquistar mercados como Hong Kong explicaba que estaba metido en un proyecto de cercanía. Civiac se mostraba muy ilusionado con su escuela de magia y Cristina ya explicaba que estaba en proceso de ampliación, apostando por productos de la zona.

El programa concluía con Ana Cristina López, técnico de Cooperación, que hablaba de cuestiones más técnicas en el sentido que es necesario que los emprendedores locales se conozcan y sumen sinergias.

El CEDER espera una convocatoria para administraciones públicas en próximas fechas.

Este programa estaba enmarcado en el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural (FEADER) y se gestiona a través de los grupos de acción local hasta el 2020. Con él se busca crear y mantener puestos de trabajo, mejorar la competitividad en las pymes, incrementar el valor añadido en el territorio y aumentar la calidad de vida y cooperación de desequilibrios.

Estas ayudas las pueden recibir las personas físicas o jurídicas que desarrollen una actividad económica, aquellas empresas que no superen los 20 trabajadores, ni los 4millones de € de volumen de negocio anual, las sociedades civiles y las entidades sin ánimo de lucro que estén participadas por algún ente local.

Por lo que respecta a los criterios para poder recibir estas ayudas, deben ser proyectos que creen o consoliden empleo, que hagan inversiones en I+D+I (Investigación, Desarrollo e Innovación, que sean de tipo promotor, que esté involucrada en la reducción de desequilibrios, que contribuyan a la reducción del impacto ambiental, o que favorezcan la articulación del territorio, fomenten el uso, la accesibilidad y la modernización tecnológica, que sirvan para la creación y mejora de la competitividad en las Pymes o pongan en valor productos agroalimentarios.

Hay otro apartado, en este caso destinado a la cooperación entre empresas, que al igual que en el caso anterior, creen o consoliden empleo, la finalidad del proyecto sea cooperativo, y se tendrá en cuenta el tipo de participantes, así como el nivel de inversión.

La inversión mínima exigible será de 6.000 €, sin IVA y la subvención que se concederá será del 30 % sobre el gasto total aceptado en el caso de proyectos promotores o del 80 % para los proyectos de cooperación y la ayuda nunca podrá superar los 100.000 €.

Algunos de los tipos de inversión que sí serían subvencionables serían por ejemplo, la construcción y acondicionamiento de locales en los que se vayan a instalar los negocios, las compras de equipos, instalaciones y honorarios, costes generales nueva maquinaria y equipos, desarrollo de programas informáticos, adquisiciones de patentes, licencias o marcas registradas…

Comentarios