Grhusa asegura que la planta de reciclaje que proyecta en Fornillos es viable y crearía 60 puestos de trabajo

Planta reciclaje, envases ligeros, Fornillos

Grhusa plantea un plan estratégico para adaptarse a la normativa que exige que se recicle el 50% de la basura que genera un territorio en el horizonte de 2020. La Agrupación número 1, en la que se engloban las comarcas de la Hoya, Jacetania y Alto Gállego, solo llega a reciclar 14%, lo que exige tomar medidas para asumir el nuevo reto. A medio plazo, la solución pasa, o por transportar la basura orgánica a otras plantas, o por construir una instalación y reciclar en el vertedero de Huesca.

Todo apunta a que la Agrupación Número 1 optará por esta última solución, porque, como explica el presidente del Consorcio, Fernando Gállego, la diferencia entre llevar la basura a reciclar a Zaragoza o a Navarra y construir una planta en Huesca es muy pequeña. Además, si el reciclado se desarrolla en el vertedero de Huesca, se crearían entorno a 60 puestos de trabajo. Solo en la nueva planta habría más de 40 empleados.

El problema, sigue explicando Gállego, es que para que una planta de reciclaje como la que se proyecta para Huesa sea rentable, necesita entre 80.000 y 100.000 Tm de basura, y la Agrupación de Huesca, sola, no llega a esa cifra.

La solución sería reciclar también la basura orgánica de Monegros, Monzón y Barbastro, sin descartar otras posibilidades.

El resultado del procesado sería compost reutilizable, ya que se copiarían modelos ya en marcha en Navarra o Euskadi, descartándose el modelo de la planta de Zaragoza, cuyo resultante final solo es utilizable para sellar vertederos.

Mientras que se decide qué hacer, la Agrupación Número 1 va a poner en marcha experiencias piloto para comenzar a reciclar la parte orgánica de nuestra bolsa de basura.

Así, se va a proponer a determinados vecinos la utilización de compostadores individuales y comunitarios, cuyo resultante será empleado por los propios interesados.

También se va a ubicar en un barrio de Huesca por determinar, el quinto contenedor, correspondiente a materia orgánica.

Solo la recogida selectiva de este quinto contenedor, cuando esté genaralizado, explica Fernando Gállego, supondrá la creación de entre 8 y 10 puestos de trabajo.

La planta que proyecta Grhusa en Huesca costaría 24 millones de euros, y también tiene sus detractores. Chunta Aragonesista ya ha dicho que no apoya la idea y asegura que es un proyecto inviable económica y medioambientalmente hablando.

Comentarios