El PAR reclama inversiones para mejorar el acceso al valle de Chistau

El Partido Aragonés, a través de su grupo parlamentario en las Cortes de Aragón, ha planteado una iniciativa para que la institución autonómica inste “al Gobierno de Aragón a poner en marcha con urgencia las medidas precisas para facilitar con plena seguridad el tránsito de todo tipo de vehículos por los túneles del desfiladero de La Inclusa sobre la carretera A-2609 en el Valle de Chistau y a programar las inversiones para la mejora de todo el trazado de dicha vía y su prolongación hacia Chía”.

Cabe recordar que los problemas en esta carretera vienen derivados de la altura del gálibo de 3.7 metros y una anchura media en los cuatro túneles de 5.5 metros. Por este motivo, los vehículos pesados, tanto de mercancías como de viajeros, deben pasar con señalistas. El pasado verano, los autobuses que trasladaban a niños y jóvenes a los campamentos de verano del territorio debían pedir un permiso especial a la DGA y cruzar los túneles escoltados por Protección Civil de la Comarca de Sobrarbe.

Según detalla Berta Zapater, portavoz del Grupo Aragonés (PAR) en la comisión de Vertebración del Territorio, los municipios de Plan, San Juan de Plan y Gistaín son ejemplos de localidades en que el sector turístico se ha incrementado y en el que el sector Primario cobra una importancia vital para sus habitantes; ambos aspectos “requieren de unas buenas comunicaciones”.

La diputada del PAR señala que “el Gobierno de Aragón ha barajado y ha prometido alternativas en esos túneles como la instalación de semáforos para regular el paso alternativo o también obras en el firme de la carretera para rebajarlo y ganar gálibo, y a la vez ha impulsado un estudio para acondicionar toda la carretera a medio o largo plazo, hasta conectarla con el valle de Benasque por Chía, como se reivindica desde hace tanto tiempo. Sin embargo, de momento, no hay ninguna solución siquiera provisional en La Inclusa ni una inversión programada para el otro gran proyecto”.

La situación actual “no es aceptable”, opina Zapater, “sino perjudicial y muy negativa, para el Valle de Chistau y sus gentes, y para los visitantes que acuden a ese territorio y pueblos tan atractivos y “debe resolverse cuanto antes y eso es posible, por lo que pedimos decisiones y acciones que mejoren el tránsito y favorezcan la economía y la calidad de vida en el valle”.

Comentarios