La Quebrantahuesos y Treparriscos salvan los obstáculos para seguir pedaleando

La nueva normativa de Tráfico ha sido el principal obstáculo que la prueba ha tenido que superar para la celebración de la XXVI Marcha Internacional Quebrantahuesos y la XIII Treparriscos. Finalmente el día 18 de junio los 11.000 ciclistas inscritos saldrán a pedalear y podrán disfrutar de una prueba que es todo un referente deportivo, social y económico para la zona, toda la provincia de Huesca y Aragón.

Este año además la parte francesa ha autorizado la participación de 500 ciclistas más por lo que serán 9.000 los que tomen la salida en la Quebrantahuesos y 2.100 en la Treparriscos con presencia de 29 países diferentes, récord de todas las ediciones, por lo que la prueba sigue creciendo y se mantiene como el gran de deseo de miles de cicloturistas, como demuestra que más de 19.000 mostraron su interés por participar.

El apoyo de patrocinadores e instituciones sigue siendo un pilar fundamental para la organización de la Peña Ciclista Edelweis y Octagon que agradecen todo el respaldo que han tenido, especialmente por las dificultades y obstáculos que se han planteado con la instrucción de la normativa de Tráfico que ha puesto en duda la celebración de los eventos deportivos y que finalmente se ha podido salvar con esta prueba.

Otra novedad este año es que todos los cicloturistas han tenido que presentar un reconocimiento médico para poder participar. Se mantienen los recorridos, tanto de la Quebrantahuesos como la Treparriscos, y se trabaja especialmente en temas de seguridad y medio ambiente de los que la organización siempre ha estado muy pendiente.

El apoyo de los voluntarios es una vez más el alma de la prueba que junto a la de Sudáfrica son las dos mejores cicloturistas del Mundo. Este año el ciclista homenajeado es Joseba Beloki, que fue la mano inocente en el sorteo de plazas, y en la línea de salida de nuevo rostros conocidos entre los que destaca Miguel Indurain. Edurne Pasabán, David Albelda, Alberto Puig o Luis Pasamontes serán otros protagonistas, junto con los miles de cicloturistas anónimos que con su reto particular recorrerán los más de 200 kilómetros por las carreteras del norte de la provincia de Huesca y el sur de Francia.

Se mantienen las cifras habituales de líquidos y comida en los avituallamientos, tanto durante la prueba como al finalizar la misma. Sabiñánigo se viste de gala para recibir a participantes y acompañantes con una cifra que puede superar los 30.000 visitantes. Habrá pantallas gigantes para ver el desarrollo de la marcha durante el recorrido.

En la presentación participaban el presidente de la Peña Ciclista Edelweis, Fernando Escartín, el vicepresidente Roberto Iglesias, el alcalde de Sabiñánigo Jesús Lasierra y por parte del Gobierno de Aragón, el director general de Deporte Mariano Soriano y la consejera de Educación, Cultura y Deporte, Mayte Pérez, que ha recalcado que la Quebrantahuesos hace marca de Aragón. El Gobierno de Aragón aporta 70.000 a la prueba.

Comentarios