La Clásica Mireya sufrió un retraso de una hora por el cumplimiento de la normativa

clásica mireya

La VII edición de la Clásica Mireya salía desde las inmediaciones de Pirenarium de Sabiñánigo, unos 75 minutos más tarde de la hora prevista, ante el “celo profesional”, del teniente de la Guardia Civil de Tráfico, que ha ejecutado de una manera estricta las funciones que dictan las normas. El ganador de la prueba Francisco Martínez del Ecotisa ha realizado un tiempo de 2,02´ 55”. El sprint ha sido lo mejor con el triunfo de Roberto Otín en la categoría Master 30.

Con la documentación en regla por parte de la organización, la Guardia Civil ha dejado a los participantes más de una hora parados en la zona de salida, mientras comprobaba la documentación e identidad de los voluntarios que se encontraban distribuidos en diferentes tramos del recorrido. Hasta el locutor de ambiente de la prueba ha sufrido las exigencias y comprobaciones oportunas.

Desde los promotores de esta prueba, Club Ciclista Sabiñánigo y la familia García Barrio, no entendían esta acción cuando lo había podido requerir y comprobar unas horas antes del comienzo de la misma. Se realiza desde 2010 en memoria de Mireya García Barrio, fallecida en Marzo de 2009 cuando asistía a la Clásica Almería. El presidente del Club Ciclista, José Antonio Arcas, abrumado, no ha querido hacer declaraciones. El máximo responsable de la Federación de Ciclismo, Luis Marquina, ha señalado que la legislación es muy estricta y si en el último momento piden documentación hay que facilitarla.

Entre el público asistente se comentaba si acciones de este tipo, que se pueden evitar realizando bien la aplicación de la norma en tiempo y forma, puede perjudicar más pruebas, con las miradas a la próxima del día 18 con las cicloturistas Qebrantahuesos y Treparricos, que van a mover a 11.000 ciclistas y que cuentan con todos los permisos confirmados.

Los participantes en las categorías Máster, Élite y Sub-23, estas dos últimas al ser Open, han dado dos vueltas al circuito de Navasa para un total de 84 kilómetros en los que han ascendido en dos ocasiones el Alto de Navasa.

Al final de la prueba tenía lugar un lamentable incidente, con una pelea entre algunos de los participantes y acompañantes.

Comentarios