Sobrarverde logra un "éxito de participación" en su año más lúdico

El Festival Sobrarverde lograba “un gran éxito de participación” durante el pasado fin de semana en la villa de Aínsa. Conferencias, talleres prácticos y un mercadillo conseguían hacer las delicias de un público variado, de todas las edades, para aprender aspectos relacionados con la tradición y la sostenibilidad. Astronomía, historia, música y ciencia eran tan solo algunos de los temas que se abordaban. Los organizadores ya marcan la próxima cita en el calendario, Sobrarverde otoño- invierno tendrá lugar los próximos 19 y 20 de noviembre.

Durante esta cita tradicional de primavera en Aínsa, los asistentes se documentaban sobre la situación de Palestina antes de la creación del estado sionista de Israel. El cocinero del colegio Asunción Pañart daba las claves necesarias para alimentar a los niños con productos ecológicos. Por su parte, el ingeniero químico Javier Palomeque impartía una lección magistral sobre cómo protegerse de las radiaciones de dispositivos electrónicos. Pau Pamies mostraba remedios naturales y cómo adoptar un punto de vista más “espiritual” hacia la vida. La jornada del sábado se completaba con la contemplación nocturna de Júpiter con la luna, o los satélites de Marte y Saturno con los astrónomos de Grañén.

El pasado domingo, la música centraba las actividades, con dos conferencias relacionadas con el uso y cuidado de la voz y cómo la modifica el estado emocional y sobre la estructura de los espectáculos musicales donde se integra el eneagrama, un a base numérica útil para la organización. Una de las vecinas sobrarbenses es Feng Qin, y procede de China; era quien explicaba las tradiciones, cocina y curiosidades del enorme país. Después fue tiempo para el cine, con el cortometraje ‘Hijos de la Tierra’, en que diferentes chamanes alertaban sobre la deriva de la sociedad actual en relación con el Medio Ambiente. Por último, Pedro Ramos, lutier de Puértolas, volvía a sorprender interpretando diversas piezas musicales con la zanfona que él mismo construye.

Comentarios