El universo Playmobil toma con sus escenas el Palacio de Congresos de Huesca

El inconfundible barco pirata, la granja, el oeste, los indios o el fondo del mar de Playmobil son los protagonistas de la Gran Exposición de Playmobil que acoge el Palacio de Congresos de Huesca hasta el próximo 15 de julio. En su presencia en la capital oscense se cuenta con la novedad de que uno de los dioramas está dedicado a Pirineos Sur, otro a la Ciudadela de Jaca, y un tercero a la invasión de la Tierra, con la llegada de los extraterrestres a Huesca.

Un total de 27 personas han pasado el fin de semana montando los 14 dioramas de que se compone la exposición, que ocupa más de 150 m2, y que cuenta con más de 5.000 figuras. Aparte, los animales, edificios, vallas, castillos, barcos y demás atrezzo.

La exposición ha sido creada por Aesclick, la Asociación Española de Coleccionistas de Clicks, que cuenta con 300 socios. Una socia de Madrid pidió representar un concierto de Pirineos Sur, el de Muchachito Bombo Infierno.

La Ciudadela de Jaca, con las tropas napoleónicas y los ciervos en el foso, el Compromiso de Caspe con la entronización del Rey, o la invasión extraterrestre de Huesca, con el concesionario de Volkswagen de los Hermanos Cabrero (que patrocinan la exposición), son algunos de los dioramas más llamativos.

Los Playmobil son unos muñecos que, tras 40 años de existencia, siguen sin pasar de moda.

El alcalde de Huesca, Luis Felipe, se mostraba contento por poder contar con esta exposición, y resaltaba los valores de juego de Playmobil.

Las colecciones que más abundan son las de ciudad, con edificios, bomberos, policías... Siguen vendiéndose las de siempre, piratas, oeste, medieval. Lo más complicado es lo victoriano, puesto que es un tema que se editó en los años 80 y se descatalogó. Y la pieza más cara, una figura, de la que tan sólo existen 3000 en todo el mundo, del Príncipe de Beuckelaer, y que cuesta 300 euros.

Comentarios