La reforma integral de Ramón y Cajal y los planes de Empleo y Vivienda, los principales retos municipales

Ramón y Cajal coches semáforo tráfico

Ha pasado ya un año desde que tomara posesión el actual equipo de gobierno en el Ayuntamiento de Huesca. Comienza el segundo año de un mandato que concluirá en 2019 con objetivos como el desarrollo del Plan de Empleo Local, la reforma integral del paseo Ramón y Cajal o mejoras en políticas de vivienda o medio ambiente.

La portavoz socialista en el Ayuntamiento de Huesca, Teresa Sas, indica que el objetivo es seguir en la misma línea en el plano social, pero a la hora de hablar de proyectos destaca la terminación del Coso Bajo, la actuación en el Paseo Ramón y Cajal y acabar las mejoras del Centro Cívico.

Por su parte, el Partido Popular, espera que los años que restan de mandato cambien con respecto al primero. Su portavoz, Gerardo Oliván, cree que éste ha sido un año sin proyecto, sin liderazgo, con tintes de prohibiciones, y en el que no se ha hablado a los ciudadandos de lo realmente importante. Añade que ha habido una subida masiva de impuestos y un parón en la transformación de Huesca, por lo que pide, para empezar, un proyecto de ciudad.

Para Cambiar Huesca, uno de los socios de gobierno, el futuro en el Ayuntamiento de Huesca pasa por el desarrollo del Plan de Empleo Local para solucionar una de las mayores preocupaciones de la ciudadanía, como explicaba su portavoz, Pilar Novales, sin olvidar temas como la remunicipalización de servicios o un impulso a la política medioambiental.

El grupo de Ciudadanos hablaba en su balance de un año perdido, y de un tripartito con el que no están de acuerdo en sus prioridades. El portavoz de esta formación, José Luis Cadena, espera que en los próximos años se produzcan diferentes avances en la ciudad, defendiendo los intereses de todos los vecinos, sin sesgo político.

Aragón Sí Puede Huesca pretende mejoras en políticas de vivienda, para que las personas con problemas a acceder a una puedan hacerlo, además de seguir impulsando la lengua aragonesa, la transparencia y las relaciones con la ciudadanía de la capital oscense.

Comentarios