Huesca y Altos Pirineos rompen la barrera pirenaica con un proyecto que une la producción agroalimentaria y la gastronomía

Hecho en los Pirineos, es el nombre del proyecto que se ha diseñado para unir la producción y distribución agroalimentaria que existe en el departamento francés de Alto Pirineos, a la gastronomía de la provincia de Huesca. En el Altoaragón se potenciará la comercialización y la venta directa, algo en lo que los franceses tienen una gran tradición, mientras que en Francia intentarán exportar el conocimiento culinario de la provincia de Huesca. El proyecto culminará con un congreso gastronómico bianual de la cocina de contaña y la creación de un estatuto y de un premio de cocina del Pirineo.

En el proyecto participan la Diputación de Huesca y el Ayuntamiento de la capital, mientas que en la vertiente francesa figuran el departamento de Altos Pirineos y la Cámara de Agricultura de la zona.

En total se gestionarán 1,4 millones de euros, de los que 900.000 procederán de los fondos FEDER.

La idea es impulsar una colaboración entre los dos territorios. En Francia, explicaba el presidente de la Cámara Agraria de Altos Pirineos, hay 4.000 agricultores, de los que 1.400 llevan a cabo venta directa a través de mercados locales estables o a través de internet.

Mientras, la fortaleza en España es el nivel de sus cocinas, la gastronomía y el aprovechamiento del producto.

Por ello, la provincia de Huesca quiere implantar con este proyecto un modelo de producción y comercialización similar al que existe en el país vecino, en el que muchos productores venden directamente a los restaurantes o al consumidor, sin intermediarios y en mercados de cercanía.

La idea es impulsar 9 mercados en Huesca, favorecer la utilización de productos de cercanía en colegios y comedores colectivos y dar formación, asesoramiento y apoyo técnico en cuatro valles, dos en cada vertiente del Pirineo, para la mejora y venta directa.

Todo ello culminará con la celebración de dos congresos gastronómicos, uno de ellos en la ciudad de Huesca, explicaba el alcalde de la ciudad, Luis Felipe.

Además de la celebración de los dos congresos, también se redactará un estatuto de la cocina y gastronomía del Pirineo, al que se podrán adherir los restaurantes que lo deseen.

También se creará un premio de cocina del Pirineo y cuatro rutas turísticas de gastronomía pirenaica.

Comentarios