PP-PAR podría perder hasta dos escaños y el PSOE aguantaría el ‘sorpasso’ de Unidos-Podemos en Aragón

Los restos y el efecto de los votos de CHA y en menor medida de UPyD serán las claves para el reparto de los trece escaños que hay en juego en Aragón. Todo indica que en el 26 de junio, los resultados de las urnas no serán iguales a los que hubo el 20-D. Al menos en el Congreso, porque en el Senado parece más complicado que se produzcan cambios por el sistema de elección. De hecho, la coalición PP-PAR podría perder dos de sus seis diputados pese a ser el partido más votado, mientras que el PSOE mantendría sus cuatro parlamentarios y Unidos Podemos podría subir de dos a cuatro y Ciudadanos, de uno a tres.

Un dato relevante en Aragón, según la encuesta de intención de voto realizada por A+M para el Grupo HERALDO, sería que los socialistas evitarían ser superados por los de Pablo Iglesias y Pablo Echenique, al contrario de lo que sería la tónica general en el conjunto de España. Hay dos motivos a tenor del sondeo: el desgaste por los problemas de gestión del gobierno municipal de ZEC en el Ayuntamiento de Zaragoza, que tocan de lleno a Unidos Podemos; y que una parte significativa del electorado que optó por IU-CHA el 20 de diciembre podría ahora orientar su voto hacia el PSOE o hacia la abstención. Por su parte, C’s estaría al alza porque parece captar un alto porcentaje de quienes respaldaron en 2015 a UPyD, cuya presencia queda en testimonial tras su hundimiento en los pasados comicios.

Entre los datos más relevantes del sondeo electoral están el aumento de la abstención en torno a diez puntos más que en el 20-D y el descenso de los indecisos –del 31,6% al 25,7%– en relación al porcentaje que había a estas alturas de campaña en diciembre, así como su distribución por partidos políticos. Entre los que dudan sobre la papeleta que elegirán el 26-J, un 30,6% muestra simpatía por la coalición PP-PAR, prácticamente el doble que hace seis meses, lo que explicaría en parte el retroceso de los populares. Esta situación también se produce en el ámbito del PSOE, con un 27,8%, diez puntos más que en diciembre pasado.

Más que curioso es el 19,4% de indecisos de Unidos Podemos que responde prácticamente a la suma de Podemos e IU a una semana de la jornada electoral del 20 de diciembre. Y como en casi todos los indicadores de la encuesta, Ciudadanos casi repite sus datos, un 22,2% frente al 21,7 de hace seis meses.

El sondeo de A+M para el Grupo HERALDO pone en evidencia la importancia de la movilización del electorado, vital sobre todo para los socialistas y relevante para los populares. El incremento de la abstención es una de las claves. En Aragón estaría en el 35,3%, frente al 25,2% de hace seis meses (249.661 aragoneses). La participación sería la más baja de la actual etapa democrática. Es decir, estaría por debajo del 70,7% de 1979 (68,04% en el conjunto de España) y muy lejos del 82,42% de 1982 (79,97%), que son los comicios que aportan la mínima y la máxima afluencia a las urnas.

En este apartado, el PSOE es el que tendría una mayor fuga de sufragios, ya que el 22% de los que muestra su disposición a no participar el domingo 26 de junio habría votado a los socialistas en anteriores elecciones generales. Eso implica que del algo más del millón aragoneses que puede ejercer el voto, hay unos 350.000 que podrían optar por la abstención. Y de ellos, unos 75.000 señalan que optarían por los socialistas si fueron a las urnas y más de 51.000 por los populares. Bastante más que los 30.000 posibles abstencionistas que muestran sus simpatías por Unidos Podemos y que los otros 31.000 que se inclinarían por Ciudadanos.

AMBITO Aragón

UNIVERSO Mayores de 18 años

MUESTRA 1.600 unidades

METODO Entrevista telefónica

MUESTREO Aleatorio simple con cuotas de sexo y edad

NIVEL DE CONFIANZA 94,5 (para dos sigmas p=q=50%)

MARGEN DE ERROR +/- 2,5 %

TRABAJO DE CAMPO Del 13 al 15 de junio de 2016

DIRECCION TECNICA A+M

Comentarios