Un ciclista de 45 años fallece a siete kilómetros de la meta de la Treparriscos

Quebrantahuesos lluvia corte Somport

Cumpliendo su cita este sábado, 9.822 cicloturistas salían de Sabiñánigo para hacer las marchas Quebrantahuesos y Treparriscos. En esta última uno de sus participantes, R.P.H, ha fallecido a las 14,00 horas, a 7 kilómetros de Sabiñánigo en el término municipal de Yebra de Basa. Se han desplazado ambulancias de Cruz Roja y una UVI móvil del 061, pero los servicios sanitarios no han podido salvar la vida de este cicloturista zaragozano de 45 años A la espera de la autopsia, todo apunta a un infarto.

En memoria del fallecido la organización de estas marchas determinaba a primeras horas de la tarde el cancelar la entrega de premios y llevar a cabo, a las 19.00 horas, un minuto de silencio.En un comunicado lamentaban su muerte, uniéndose en un momento tan duro, a toda su familia.

Como en otras ediciones se han producido caidas de los participantes, algunas de ellas han requerido su ingreso en centros sanitarios, por las heridas, de diversa consideración, que han sufrido.

En la Quebrantahusos a sus retos personales, se ha unido en esta ocasión el salvar las bajas temperaturas y la lluvia desde el Somport, acentuándose en la zona francesa la adversidad del tiempo. Esto ha sido decisivo para más de 2.600 corredores que han determinado el retirarse, antes de llegar a la localidad gala de Escot, para lo que la organización había previsto y reforzado el número de autobuses que los han recogido y otros se han dado la vuelta en sus bicicletas.

Unos 500 participantes de la Quebrantahuesos ya determinaron hacer este sábado la Treparriscos. En este caso han contado con temperaturas más suaves al discurrir en territorio español.

Igualmente se han tenido que atender por hipotermia a cicloturistas en centros sanitarios de Huesca y Jaca, como en los servicios de la propia organización. Junio en estas fechas ofrece cada año contrastes de temperaturas de pleno verano o en invierno.

La salida de la Quebrantahuesos tenía lugar a 07.30 horas en las inmediaciones de Pirenarium, con 7.702 cicloturistas, los últimos en iniciarla ha partido 35 minutos después. Los inscritos esta año han sido 9.000, 500 más con el permiso de las autoridades francesas. Su recorrido de 200 km para, serpentebaa por el Pirineo Aragonés y Francés, con cuatro puertos de montaña, algunos históricos del Tour de Francia, como el ascenso la Marie Blanque. Sin duda, la prueba UCI Gran Fondo más importante que se corre en España. Nicolás Roux, francés, con un tiempo de 5:50:26, entraba el primero en la Quebrantahuesos. Ibon Garmendia era segundo, 5:52:04, y José Antonio Agullo, tercero, con 5:53:20.

En el Somport, el agua-nieve ha sido protagonista, y 2.600 ciclistas han optado por abandonar, o pasarse a la Treparriscos. La organización ha puesto diez autobuses para traerlos de vuelta. Además en Canfranc se preparaban 3.000 mantas térmicas.

El primero de la Treparriscos ha sido Roberto Otín, de Sabiñánigo, que ha llegado a las 10:45. La primera mujer era Irene Montaner.

El presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, que ha estado en la salidad ha destacado antes de empezar la prueba la importancia económica indudable para toda la comarca de la celebración de la Quebrantahuesos, “ya que juega un papel fundamental para la promoción de Sabiñánigo, del Serrablo, la Jacetania, el Alto Aragón y en definitiva a la propia comunidad autónoma.

Con más del 80% de los participantes, venidos de todas partes del mundo, que tiene algún reto deportivo personal, finaliza la QH en el mismo lugar de la salida donde se cerrará el control a las 20:00 horas.

La Treparriscos Medio Fondo celebra este año su 13ª edición, con 2.120. Se trata de una prueba de Medio Fondo que tiene un recorrido de 85 kilómetros por territorio español y que incluye un puerto de montaña.

La Peña Ciclista Edelweiss de Sabiñánigo creadora de esta prueba hace 26 años cuenta con más de 1.000 voluntarios que colaboran en este evento. Desde este último año en la organización se ha unido la empresa Octagón.

Cada año la Quebrantahuesos rinde homenaje a un ex ciclista profesional que participa en la prueba de Gran Fondo con el dorsal número 1. Este año el homenajedo ha sido Joseba Beloki, ciclista que ya ha participado en anteriores ediciones.

Como prueba cicloturista de referencia cuenta cada año con ex deportistas destacados. Así, por ejemplo, el pentacampeón del Tour de Francia Miguel Indurain que salía con tranquilidad para disfrutar de la misma con su hijo. Otros deportistas célebres que se han animado a probar , como Edurne Pasabán, Alberto Puig, David Albelda o Luis Pasamontes. Estas cicloturistas cuentan con el apoyo del Gobierno de Aragón, Turismo de Aragón, Diputación de Huesca, Comarca de Alto Gállego y Ayuntamiento de Sabiñánigo, al ser gran acontecimiento para la comunidad autónoma, dado que potencia sus paisajes e infraestructuras.

Se calcula que, además de los 10.000 cicloturistas, unas 30.000 personas más entre acompañantes y organización animan las calles de Sabiñánigo durante estos días. Afirmación que ha compartido en la mañana de este sábado la presidenta de la Comarca del Alto Gállego, Lourdes Arruebo.

La participación internacional, que supone un 3% este año, empuja la imagen de la prueba a la esfera mundial ayudando a Aragón a mostrarse como un buen destino turístico de montaña y naturaleza, como ha destacado el alcalde de Sabiñánigo, Jesús Lasierra.

El Presidente de la Diputación Provincial de Huesca, Miguel Gracia, ha indicado en Sabiñánigo que la Quebrantahuesos, “va mucho más allá de una prueba deportiva y cuyo impacto se deja ver durante buena parte del año”, para pasar a calificarla de “verdadera actividad económica” en la provincia que acumula el mayor número de pruebas de esta índole.

Este año todos los cicloturistas han tenido que presentar un reconocimiento médico para poder participar. Se mantienen los recorridos, tanto de la Quebrantahuesos como la Treparriscos, y se trabaja especialmente en temas de seguridad y medio ambiente de los que la organización siempre ha estado muy pendiente.

Este año se ha unido el proyecto escolar, “Ecopandilla QH. Comando Nendo Dango”, que promueve la organización de las cicloturistas Quebrantahuesos y Treparriscos, que ha involucrado en el respeto al medio ambiente a los alumnos de 9 colegios de la zona de Sabiñánigo, Biescas, Broto y Fiscal.

Han participado 679 alumnos en este proyecto de reforestación natural a lo largo de todo el recorrido, por la parte española, de la Quebrantahuesos y de la Treparriscos. Cada estudiante había preparado en la escuela unas 20 bolas, Nendo Dango, con las semillas de pratenses de alfalfa y especies autóctonas y que cuentan con la autorización de las administraciones competentes y asesoramiento técnico.

Comentarios