Se mantiene la petición de 13 años de cárcel para un monitor por abusos a un menor

El fiscal mantenía, en el juicio, que este jueves, se celebraba en la Audiencia de Huesca, la petición de 13 años de prisión para un monitor de una empresa de turismo que opera en la Ribagorza por los presuntos abusos sexuales sufridos por un menor que veraneaba en la zona. La vista, según informa Efe, se celebraba a puerta cerrada a petición de las partes personadas en la causa a fin de proteger la identidad del menor, en la actualidad, con 10 años de edad.

Fuentes judiciales aseguraban, según Efe, que el procesado había admitido conocer a la presunta víctima y que ésta le acompañó a la zona donde se cometieron los supuestos abusos, pero negaba haberlo forzado a la situación denunciada.

Los hechos dieron comienzo a principios de agosto de 2014 en un lugar apartado situado en las inmediaciones de las instalaciones de la referida empresa de aventuras, en la que coincidieron el presunto autor de los abusos y su víctima. Según el fiscal, el procesado mostró al menor, que tenía 8 años en esas fechas, diversos vídeos pornográficos de parejas que guardaba en su teléfono móvil.

Un año después, el acusado, que trabajaba ya de monitor para la referida empresa, volvió a encontrarse con el menor en la misma zona y le invitó a que le acompañase a un lugar aún más apartado al lado del río. El acusado, de 28 años, mostró su órgano sexual y convenció a su vez al menor para que enseñara el suyo, tras lo cual le hizo una felación antes de pedirle que le hiciera lo mismo.

Según los informes periciales aportados, el menor, a consecuencia de la experiencia vivida, sufrió síntomas como nerviosismo, preocupación, alteraciones emocionales, irascibilidad y trastorno neurótico.

El fiscal tipificaba los hechos como un presunto delito de exhibicionismo de material pornográfico a un menor y otro de abusos sexuales a un niño de menos de 13 años con acceso carnal, por los que pide para el acusado penas de 1 y de 12 años de prisión, respectivamente.

Reclamaba, asimismo, la imposición de una prohibición para acercarse al menor a menos de un kilómetro durante un periodo de 10 años y a indemnizar a la familia con mil euros.

Comentarios