Los niños y jóvenes de Jaca piden más fuentes, que los fuegos artificiales no afecten a los ciervos o más tiempo con la familia

Este miércoles quedaba formalmente constituido el Consejo Municipal de infancia y adolescencia de Jaca. El alcalde imponía la banda municipal a los 20 representantes. Son niños y jóvenes de 9 a 14 años que han estado meses trabajando en un diagnóstico de su ciudad, y éstas son las cosas que menos les gustan de Jaca:

Las calles que están sin terminar, no poder salir solos en fiestas por los borrachos, creen que se tiene que arreglar “la zona”, y también el arreglo de las baldosas de todo Jaca, no sólo las del centro. En cuanto a ocio, tiempo libre y deportes se quejan de que no tienen mucho tiempo y de no pasar el suficiente con la familia. Piensan que no hay fuentes en las pistas polideportivas y que se debería cambiar el material del que están hechas las rampas del skate park y trasladarlo.

Los niños, niñas y adolescentes de Jaca también se acuerdan de los animales. No les gusta que se tiren fuegos artificiales en las fiestas haciendo daño a los oídos de los ciervos.

Tampoco les gustan los deberes ni la inseguridad cuando van en bici, pero lo que más les preocupa son los niños discriminados y el acoso escolar.

Éstas son las primeras conclusiones plasmadas en el manifiesto que han presentado los consejeros de la infancia al Ayuntamiento, pero el trabajo continúa. En septiembre retoman el trabajo y deberán debatir soluciones, entre otras cosas, a la demanda que les ha planteado el alcalde. Les pide ideas para crear un espacio infantil en los jardines del Fuerte de Rapitán. Para que lo conozcan, organizarán una excursión.

También hay cosas que les gustan, como el centro de ocio, la fiesta del Primer viernes de Mayo, los parques, el campo de fútbol o el entorno natural.

Comentarios