Dura intervención en el pleno municipal de la familia agredida en la Calle Doña Petronila

En el capítulo de intervención del público del pleno municipal de este miércoles en Huesca, la madre de la familia que fue agredida en la calle Doña Petronila hace tres semanas, denunciaba públicamente el trato que había recibido por parte de los agentes de policía que, tras haber recibido una paliza con palos y bates de beisbol, no les acompañaron al centro de salud, ni les escoltaron, a pesar de que presentaban múltiples heridas.

La madre, visiblemente indignada, reprochaba a los concejales que tratan en los plenos cuestiones baladíes y sin interés, al tiempo que ignoran los problemas de seguridad que existen en calles ubicadas junto al palacio consistorial.

La intervención de esta ciudadana se producía en presencia de su marido y su hija que, a consecuencia de la paliza, lleva el brazo escayolado. Tras su alocución, el público asistente a la sesión irrumpía en un cerrado aplauso.

El alcalde respondía muy escuetamente a esta ciudadana. Luis Felipe explicaba que el caso está en vía judicial y que, por ello, no puede ni debe llegar más allá.

Los hechos que denuncia esta familia ocurrieron hace tres semanas. Los agredidos acudían al Centro de Adultos Miguel Hernández cuando fueron asaltados. Una docena de personas con armas blancas, entre ellas bates de beisbol, agredían a padre e hija.

Todo ocurría cuando dos perros, sin atar, se abalanzaban sobre el perro de la familia agredida que, al intentar separar a los mismos, vio como empezaron a recibir puñetazos y numerosos golpes. Lograron escapar hasta el Ayuntamiento de Huesca y refugiarse allí.

Los agredidos presentaban denuncia ante la policía que ahora continúa con la investigación para identificar a los agresores, algunos de los cuales bajaban de viviendas colindantes.

Comentarios