Se firma el convenio del Metal, con la pena de no haber hecho una mayor revisión

Tras varios meses de negociaciones, la Federación de Empresarios del Metal de la Provincia de Huesca y los sindicatos UGT y CC.OO firmaban el Convenio Colectivo del sector que tendrá una vigencia para el año 2016 y que afecta, en la provincia de Huesca, a alrededor de 940 empresas y 5.700 trabajadores. Organizaciones empresariales y sindicatos han realizado una vez más un importante esfuerzo en el proceso de la negociación colectiva contribuyendo así a cumplir con una de sus principales funciones, como es el de preservar la paz social y en esa medida configurar un marco de estabilidad para el sector.

El presidente de la Federación del Metal, Carlos Bistuer, recordaba que ya anunciaron que no iba a ser un convenio fácil. A pesar de que han aplicado cesiones importantes, la satisfacción no es total por lo que se podría haber conseguido.

Las relaciones entre las partes, indicaba Bistuer, son excelentes, y son también conscientes de los esfuerzos de unos y otros, pero creen que habría sido el momento de haber avanzado más. El entorno lo ha hecho difícil, entre otras cuestiones porque en el ámbito nacional no se ha acometido la reforma del Estatuto de los Trabajadores. El convenio suscrito, que aglutina a los subsectores de Electricidad, Fontanería, Talleres de Reparación de Vehículos y Metalmecánicos es el séptimo que se firma en las fechas más recientes sumándose a los suscritos hace unos meses por los sectores de panaderías, agrícola, industrias vinícolas, pastelerías, derivados del cemento y limpiezas. En el apartado de incrementos salariales se ha contemplado un incremento del 1,00 % sobre las tablas salariales vigentes a 1 de Enero del 2016.

Desde la patronal se recuerda que en mientras que en los últimos diez años (del 1 de enero de 2006 al 1 de enero de 2016), el IPC ha subido un 16%, los salarios del sector del metal lo han hecho en un 20,86%, y ello sin haber incrementado el número de horas que, por convenio, debían trabajarse.

Por otra parte, en el convenio se ha acordado incluir un apartado del artículo 29 de tal modo que en los supuestos de incapacidad temporal derivada de accidente de trabajo no “in itinere”, y cuando el trabajador o la trabajadora sufra la mutilación traumática o quirúrgica de un miembro o la pérdida completa de un órgano, el trabajador/a percibirá durante el periodo de baja y con un máximo de seis meses un complemento del 25% de su base reguladora, siempre que no hubiera recargo de prestaciones por el mismo hecho, reconocido en resolución administrativa o judicial. En lo relativo a la jornada laboral se mantiene la vigencia del convenio anterior que estaba establecida en 1.760 horas anuales.

Comentarios