El Constitucional da vía libre a la juez de Huesca para ordenar la devolución de piezas de Sijena

sala bienes sijena museo nacional cataluña

El Tribunal Constitucional rechaza así la nulidad de la decisión judicial que pedía la Generalitat de Cataluña, que agota las vías de recurso.

El Tribunal Constitucional ha fallado que la sentencia de la juez de Huesca que anuló la compraventa de 97 piezas del Monasterio de Sijena por parte de la Generalitat de Cataluña y que ordenaba su devolución a Aragón, no contradice su jurisprudencia sobre el asunto y que por tanto es válida. De este modo, se van agotando definitivamente las vías judiciales posibles para que Cataluña trate de evitar la devolución de las obras.

Para la consejera de Educación y Cultura del Gobierno de Aragón, Mayte Pérez, la sentencia es "un paso decisivo" para que la Generalitat de Cataluña asuma la devolución. Además, con una fecha fijada, el próximo 25 de julio.

El propio presidente del Gobierno de Aragón, Javier Lambán, ha insistido en la intervención policial si no devuelven las piezas.

AUTO DEL CONSTITUCIONAL

El Alto Tribunal ya resolvió dicho un conflicto de competencias entre Aragón y Cataluña en 2012. Lo hizo a favor de la segunda de las citadas por hallarse los bienes en el territorio de Cataluña (de hecho están en el Museo Nacional de Arte de Cataluña y en Lérida) pero no entró en la legalidad de la compraventa.

A la posible ilegalidad del acuerdo original entre Cataluña y las monjas acudió Aragón, en busca de las preciadas obras, y una juez de primera instancia de Huesca decidió en 2015 "la nulidad de pleno derecho de la compraventa" realizada por la Generalitat. Esa juez ordenó que los 97 objetos se reintegrasen al monasterio de Sijena y, después de numerosas vicisitudes, fijó para el 25 de julio de 2016 el límite para retornar las 97 piezas.

El Gobierno catalán está agotando todas las vías procesales posibles para evitar la devolución a Aragón de estos bienes. La más importante de estas vías era plantear ante el TC que la sentencia de la juez de Huesca vulneraba la jurisprudencia del tribunal de garantías otorgándole a Cataluña la competencia sobre las obras.

Los abogados de la Generalitat de Cataluña defendían que la orden de entrega de los bienes y su traslado al Monasterio de Sijena "va directamente en contra de lo decidido por el Tribunal Constitucional", que ordenaba que dichos bienes "permanezcan en la Comunidad Autónoma en la que se encuentran". Es decir, pedían "que se respete la permanencia de los bienes (...) en los Museos de Cataluña, en donde ya se encuentran debidamente protegidos".

El TC ha respondido que la sentencia de la juez de Huesca que declara la nulidad de la compraventa y ordena el traslado al Monasterio no contiene "ningún pronunciamiento contrario a la sentencia del TC de 2012".

"La controversia trabada ante la jurisdicción civil sobre la naturaleza y calificación de los bienes procedentes del Monasterio de Sijena y la regularidad de la enajenación de los mismos resulta ser distinta de la entablada en el conflicto competencia promovido en su día por la Generalitat de Cataluña ante este Tribunal", sentencia el TC.

Aunque Cataluña ha planteado un recurso de revisión ante los tribunales ordinarios, este fallo lleva cerca del agotamiento a las vías judiciales abiertas por Cataluña para evitar la devolución de las obras.

Precisamente, el presidente del Gobierno de Aragón ha insistido este jueves en que si el próximo 25 de julio los bienes de Sijena no retornaban al monasterio, en cumplimiento de la sentencia de un juzgado de Huesca que así lo ordenaba, se solicitaría la imposición de una multa y la intervención de la brigada de patrimonio de la Policía Judicial.  

Respondía así a una pregunta de la portavoz de Ciudadanos, Susana Gaspar, que ha recordado la actitud beligerante de Cataluña y el manifiesto firmado en Lérida hace tres semanas por varias entidades culturales, en el que se niegan a devolver los bienes, un manifiesto que "han firmado sus compañeros del PSC", recriminaba al PSOE.

Comentarios