"Balance satisfactorio" de los cursos de verano de UNED de Barbastro

cursos verano uned

El centro barbastrense acogía a lo largo de esta semana la décimo tercera edición de sus reconocidos cursos de verano. Los alumnos participantes valoraban como “excelente” el desarrollo de este plan formativo y hacían hincapié en el ambiente de convivencia y cercanía entre directores, ponentes y estudiantes como un elemento enriquecedor. Balance, por tanto, "satisfactorio" como señalaba Carlos Gómez, director de la UNED de Barbastro.

Los responsables de la UNED de Barbastro miran ya con optimismo a la próxima edición de los cursos de verano, para la que se están planteando modificar el formato habitual. Esto significaría reducir los días de algunos cursos de una semana a tres días, puesto que facilitaría la participación a personas de toda la geografía española. Sin embargo, algunas propuestas entrañan cierta complejidad para compactar sus contenidos. Por ello estudiarán todas las posibilidades.

‘Los retos de la organización política en España’ era la propuesta que más interés generaba por la asistencia de personalidades significativas como el exministro Jaime Mayor Oreja, el exjefe de la Casa de su Majestad el Rey o el diputado por el PSOE Eduardo Madina, entre muchos otros. La proyección de sus ponencias llegaba al ámbito nacional en la valoración de los resultados electorales y el análisis de los posibles pactos para la formación de un Gobierno.

No obstante, las dos ramas más importantes del conocimiento que desde el inicio han tenido estos cursos de verano en la UNED de Barbastro son la psicología y la prehistoria. En esta ocasión, ‘Las soluciones psicológicas y educativas a los problemas familiares’ congregaba al mayor número de alumnos de entre las cuatro propuestas. ‘La historia del sexo’ lograba suscitar un gran interés en torno a los descubrimientos más importantes de la conducta sexual de los seres humanos y su vinculación con otras especies y evolución con el paso de los siglos. ‘La documentación jurídica’ era otra de las opciones novedosas con un curso teórico- práctico en el que se ahondaba en las claves que pasan desapercibidas en los estudios universitarios de esa área.

Las actividades paralelas eran también un reclamo para disfrutar de la ciudad y de sus atractivos turísticos. Uno de los ejemplos fue el concierto de Jazz for Kids que se organizó para amenizar una de las noches de los cursos y que contó con la asistencia de más de 250 personas.

Comentarios