35 años después encuentra al hombre que salvó la vida de su sobrino en Grañén

Grañén Monegros

Manuel Esteban salía el lunes 27 de junio con su bicicleta de Badalona para emprender un tramo del Camino de Santiago. Nada le haría pensar que tres días después, la casualidad iba a hacer que se encontrara con el hombre que hace 35 años salvó la vida de su sobrino en un incendio en un domicilio de Grañén. El argumento de esta historia podría perfectamente formar parte del guión de una película, pero eso sí basada en hechos tan reales que Manuel, todavía no se lo cree.

Manuel eligió una calurosa semana para pedalear por tierras altoaragonesas camino de Santiago de Compostela. Una ruta que está plagada de historias y que, como ésta, merece la pena narrar. Un pinchazo a la altura de Salillas (su sobrino se llama Félix Salillas) le hizo parar obligatoriamente.

Preguntando por un sitio donde reponer fuerzas, los vecinos le aconsejaron la localidad de Novales. Una vez en el restaurante Bachicosa, su propietario Ponciano Sanz le abre las puertas. La comida llevó a la charla, la conversación les llevó hasta los Monegros, de allí a Grañén y al hilvanar las palabras, Manuel se da cuenta de que Ponciano es el hombre que hace más de 30 años salvó a su sobrino, de entonces 3 años, de morir en un incendio

La historia les lleva hasta el comienzo de los años 80. Un incendio en un domicilio de Grañén, un hombre joven no se lo piensa dos veces y entra con su extintor y saca a dos bebés gemelos. Uno de ellos fallece meses después en el hospital Miguel Servet, el otro, Félix Salillas, se salva gracias a esta intervención.

No supieron nunca nada del salvador del pequeño que se lanzó al fuego sin pensárselo. Ahora Ponciano ‘reclama’ en broma aquél extintor que perdió. Manuel ,que sigue haciendo camino con una emocionante historia en la mochila, se encuentra localizando a su sobrino que reside en Francia para concertar una cita con quien le salvó la vida y regalarle un extintor.

Manuel Esteban quiere poner en valor el papel de todos estos ‘héroes anónimos’

Son las historias que escriben los peregrinos, Manuel ha sellado su Compostela en el restaurante del que para su familia es el ‘héroe’ auténtico. Buen camino Manuel.

Comentarios