Música, artesanía y muchos visitantes llenaban Hecho este fin de semana

pir hecho

El Festival de Música y Cultura Pirenaica, el PIR, conseguía atraer a cientos de personas a Hecho este fin de semana. El atractivo estaba asegurado con la apretada agenda de conciertos, y el ambiente acompañaba. El PIR cerraba este año su vigésima edición con un concierto de altura, el del vasco Kepa Junkera, que inundaba de sonidos folk la plaza Conde Xiquena de la localidad chesa.

Se entregaba también este domingo el premio Truco, que este año se concedía al Museo de Artes de Serrablo “Angel Orensanz” de Sabiñánigo por su contribución a la recuperación, preservación y difusión de la cultura pirenaica.

Durante el fin de semana actuaban en Hecho hasta 13 grupos de música tradicional y folk procedentes de Aragón, Francia, Pais Vasco, Cataluña o Castilla la Mancha. En la tarde del domingo los Titiriteors hacían bailar a grandes y pequeños y los vecinos del grupo La Val d’Echo emocionaban a todos los asistentes. Kepa Junkera ponía el broche de oro a un fin de semana magnífico para todo el valle.

El PIR nació para potenciar la cultura pirenaica, al considerar que los Pirineos tienen una unidad cultural propia que hace que la cultura se interprete como algo que va más allá de un simple localismo. El actual Festival PIR es fruto de la colaboración entre la Comarca de la Jacetania, la Diputación Provincial de Huesca y los pueblos pertenecientes a la antigua Mancomunidad de los Valles que, alternativamente y cada año en el mes de Julio, acogen este certamen

La Comarca de la Jacetania entrega todos los años “El Truco” a una persona, grupo o asociación en homenaje a su labor en favor de la cultura pirenaica. El Museo de Artes de Serrablo se inauguró en 1979 gracias a la labor desarrollada por la asociación "Amigos de Serrablo", quienes se dedicaron, desde 1975, a recopilar enseres de la vida cotidiana con la intención de salvaguardar una cultura que estaba agonizando con la llegada de la sociedad industrial. También se pueden contemplar en el Museo obras del escultor oscense Ángel Orensanz, miembro del patronato que rige esta institución.

Comentarios