Un grupo de deportistas montisonenses superan un reto extremo en favor de la AECC

reto solidario

La segunda edición del Desafío Solidario Monzón 3.404 podía completarse con éxito, ya que este sábado por la mañana, la expedición lograba encumbrar el Aneto. De regreso a Monzón, numerosos familiares y amigos recibían como auténticos héroes al grupo de valientes que aceptaban este reto en beneficio de la AECC.

En la Plaza del Conservatorio, Rubén Moracho y José Ramón Villa, en representación de todos los participantes, explicaban cómo había ido la aventura, que partía el viernes a las 20.30h, desde ese mismo lugar. Por el camino en bici hasta los Llanos del Hospital les sorprendía la lluvia.

A Benasque llegaban cerca de las 3 de la madrugada, y una hora más tarde, emprendían la salida hacia el Aneto. Hicieron cumbre antes de las 10.00h del sábado, y tras las fotos de rigor, regresaron a los Llanos, donde llegaron sobre las 15.00h. Una vez ahí, repusieron fuerzas con una comida, y comenzaron el regreso hacia Monzón en bici.

Unos realizaron el tramo ciclista desde la capital ribereña a los Llanos del Hospital y vuelta, otros hicieron la parte del trail hasta el Aneto desde Benasque, y 6 de ellos, los dos sectores en modalidad non-stop. Sin embargo, todos tienen la admiración de la gente que fue a recibirles por participar en esta iniciativa en favor de la AECC.

Tras los abrazos y felicitaciones, se procedía al sorteo de regalos. Hay que recordar que la vía para colaborar en esta iniciativa solidaria era doble: comprando boletos de dos euros, con los que se optaban a varios premios, y con la venta de camisetas del Desafío, que tenían un coste de 15 euros. A ello se debe sumar una parte de la inscripción de los participantes en el reto.

Comentarios