Intenso inicio de verano para la Guardia Civil de montaña con los rescates

rescate guardia civil

La Guardia Civil está viviendo un inicio de temporada de verano muy intenso. Cada fin de semana, durante más de 48 horas, se reciben multitud de avisos de personas con problemas en la montaña. También hay rescates el resto de la semana, pero especialmente es de viernes a domingo, cuando miles de ciudadanos realizan excursiones y aumenta la probabilidad de los accidentes. Incluso se llegan a solapar rescates. Este verano vuelven a trabajar los dos helicópteros del cuerpo, el de Huesca y el de Benasque. Cuando hay varios avisos priorizan los agentes por grado de gravedad, sin descuidar ninguno, y optimizando los recursos humanos y materiales de la manera más eficiente y eficaz, para que todos tengan final feliz.

Este fin de semana tenían dos el viernes, uno implicaba a cuatro personas, y otro a ocho. El sábado realizaron hasta siete salidas, en diferentes puntos del Pirineo. Este domingo realizaban otra salida, al punto de la mañana, a los Ibones de Brazato, por un joven, de 14 años, que sufría dolor abdominal y de espalda, y era trasladado en helicóptero al Hospital San Jorge. Además un montañero francés se lesionaba la rodilla bajando el Aneto, aunque tras ser evacuado, volvía a su país por sus propios medios. Y en Pleta de Yesa, un estudiante norteamericano tenía que ser atendido por gastroenteritis.

Este año sigue habiendo nieve a más de 2.500 metros en julio. Esto provoca que las excursiones a más de esa altitud se compliquen, por lo que hay que ir debidamente preparados, tanto físicamente, como con el material adecuado. El deshielo tardío aumenta el caudal de agua en ríos y barrancos, así como las tormentas de verano, lo que puede hacer que los riesgos sean mayores. Con un guía profesional, y siguiendo los consejos de seguridad, se minimizan mucho los peligros.

Más de diez rescates ha habido en los primeros fines de semana de verano. Ya hay que lamentar un fallecido. Otros no son tan graves, pero para quien sufre un esguince, y no puede caminar, su situación también es complicada, y requiere de todo el esfuerzo de los equipos de rescate de la Guardia Civil.

Comentarios