Un homenaje a Astor Piazzola, concierto inaugural del Festival Jazzetania

Gary Burton

Este lunes el festival Jazzetania inaugura la programación de su X edición con un concierto inspirado en un concierto de Astor Piazolla y su Quinteto Porteño con el gran vibrafonista americano Gary Burton, en el Festival de Montreux. Este feliz encuentro dio como resultado una grabación discográfica titulada The New Tango (1986), un vinilo que ha quedado en los anales de la historia del jazzç y que este lunes a las 22 horas llenará de magia la Iglesia de Canfranc Estación de la mano del grupo Vibratango.

Vibratango es un proyecto del vibrafonista, percusionista y batería Ángel Pereira, uno de los músicos que han estado presentes prácticamente en todas las ediciones de Jazzetania. El grupo nace de la combinación de vibráfono, “nuevo tango” de Piazzolla, jazz sound e improvisación.

La X edición del festival Jazzetania está impregnada por la nostalgia del tema de este año, “Looking Back” (Mirando atrás), un leitmotiv que comparte con su “hermano mayor” el Festival Pirineos Calassic, cuyos conciertos emiezan este miércoles, pero cuyo curso para nños y jóvenes lo hacía el fin de semana con más de 100 alumnos. La próxima semana más de 140 alumnos participaran en el curso Pirineos Classic (para más mayores), consolidándose Canfranc como uno de los cursos de música clásica de verano más importantes de España.

“Looking Back: La nostalgia en la música” es el epígrafe de estas citas musicales que no solo no se mantienen sino que siguen creciendo convirtiéndose en el referente musical en España y en la confirmación de que la cultura es rentable

Profesores y artistas de primera línea acuden a estos cursos que como explicaba la diputada Berta Fernández, marcan la diferencia porque demuestran que lo público (diputación provincial de Huesca) y lo privado son capaces de aprovechar bien una inversión que, en este caso, ronda los setenta mil euros.

Para Canfranc, este Festival supone una promoción importante porque no solo su economía local refleja al final el resultado, sino el hecho de situar a la localidad en el escaparate internacional

Pirineos Classic es la muestra de la colaboración entre Francia y España ofrece la mejor música clásica y de jazz y, en esta edición entre las citas ineludibles, la del miércoles seis de julio con el concierto-proyección homenaje al tren con “El Maquinista de la general”, haciendo un guiño a la recién puesta en marcha del Tramo ferroviario Olorón Bedous.

Destacar también en el programa el concierto homenaje a Granados o el que se llevará a cabo el lunes 18 de julio en la entrada del túnel ferroviario del Somport, coincidiendo con el día grande de la localidad.

Catorce conciertos, 250 alumnos y la presencia semanal de cerca de cuatrocientas personas con un gasto medio de 40 o 50 euros de cada una, completan las cifras de un festival de alto contenido y que, además, logra que no solo una localidad de 500 habitantes, sino el alto valle del Aragón comience la temporada estival con mejores sensaciones.

Comentarios