El Consejo Empresarial y el Gobierno de Aragón sellan la colaboración para fomentar la marca Aragón e impulsar la competitividad

La I Cumbre por la Competitividad, organizada por el Consejo Empresarial y CEOE y el Gobierno de Aragón, pretende poner en valor y otorgar visibilidad a los esfuerzos que desde el ámbito de la empresa aragonesa se están realizando en la mejora de la competitividad, que en realidad engloba y relaciona muchos aspectos y variables.

Esta cumbre es fruto de las cerca de 20 reuniones mantenidas a lo largo de un año entre las 18 empresas mayores de Aragón que hace un año constituyeron el Consejo Empresarial de Aragón y de cuyas reflexiones sobre las claves para transformar y construir el Aragón de los próximos 15 años, han salido cinco propuestas que han sido acogidas por el Gobierno de Aragón y que se traducen en cinco convenios con los Departamentos de Presidencia, Economía e Industria, Hacienda y Vertebración del Territorio.

El Presidente de Aragón, Javier Lambán, ha asegurado que tanto el Consejo Empresarial como el Gobierno de Aragón son conscientes del “gran potencial y las grandes oportunidades que se abren para Aragón” ya sea en el terreno de la logística, del conocimiento y el talento empresarial, razones por las que se firman una serie de convenios de colaboración en materia de inclusión social, formación, investigación, en posicionar Aragón en las Tics e Innovación y en crear una gran marca de Aragón que tenga como actuación “todo el globo terráqueo y que sea imán de atracción de inversiones”. Se trata, según Lambán, de buscar nuevos mercados en las economías asiáticas y que estas inviertan también en Aragón. En este sentido, ha recordado la reciente visita de una delegación china de la región de Yiwu con la que se quieren estrechar lazos y trabajar con los empresarios aragoneses en esa línea.

Una de las líneas de actuación es la de afrontar el problema de la despoblación, ya que la comunidad ha perdido en los últimos años más de 50.000 habitantes, donde la población está muy envejecida a lo largo de un territorio muy amplio, que requiere de la adecuación de los servicios públicos para esta nueva realidad social, así como de las infraestructuras públicas viarias, ferroviarias, digitales y energéticas. Al mismo tiempo, es preciso apostar por el talento y la formación de los jóvenes aragoneses en materia digital y de nuevas tecnologías y trabajos especializados. Otro de los retos es afrontar el problema del tamaño de la mayoría de las empresas de Aragón para la internacionalización, competir en un mundo más global y aportar valor añadido y la marca Aragón sea un estandarte para promocionar Aragón para promocionar Aragón y captación de talento y atracción de inversiones y posibilitar que el futuro nos los construyamos nosotros mismos”, ha señalado Ricardo Mur, presidente del Consejo Empresarial.

Comentarios