La Sierra de Esdolomada y Morrones de Güel, declarada zona ZEPA

El BOA publicaba, este jueves, el decreto del departamento de desarrollo rural y sostenibilidad del Gobierno de Aragón por el que se declara Zona de Especial Protección para las Aves la Sierra de Esdolomada y Morrones de Güel. La red de ZEPA en Aragón pretende consolidar una red de lugares protegidos en la que desarrollar medidas de gestión orientadas a mantener la avifauna y sus hábitats en un estado de conservación favorable.

Como consecuencia de la gran responsabilidad que ostenta Aragón en cuanto a la conservación del quebrantahuesos en territorio aragonés se localizan 63,56% de las unidades reproductoras españolas, siendo el 42,56% de las unidades reproductoras europeas según datos de 2013. Se han venido realizando acciones de conservación sobre la especie desde antes incluso de la aprobación de su plan de recuperación en 1994. Los trabajos desarrollados han conducido a una mejora del estado de conservación de sus poblaciones, lo que ha ocasionado la colonización de nuevos territorios y a que se estime una tendencia al alza a corto y largo plazo. Este incremento en el área colonizada por la especie hace necesaria la protección de los nuevos asentamientos con la declaración de una nueva Zona de Especial Protección para las Aves para la especie, proponiéndose como tal el Lugar de Importancia Comunitaria Sierra de Esdolomada y Morrones de Güel.

Declaración de la Zona de Especial Protección para las Aves “Sierra de Esdolomada y Morrones de Güel” afecta a una superficie: 5.413,81 ha y a los municipios de Foradada de Toscar 632,92 Graus 3.411,20 Isábena 1.339,45 Santaliestra y San Quílez 30,24.

El ZEPA Sierra de Esdolomada y Morrones de Güel, lugar de Importancia comunitaria es una sierra con orientación NW-SE que se alza en el interfluvio Cinca-Isábena y alcanza alturas máximas que oscilan entre los 1.420 m de la Sierra de Esdolomada y los 1.401 m del Morrón de Güel.

Está formada por materiales terciarios conglomeríticos de cemento calcáreo depositados sobre los estratos de arenisca y arcilla alternantes, característicos de las sierras del flysch eoceno. Este componente rocoso permite la instalación de especies rupícolas, presentando una interesante flora y, sobre todo, una importante avifauna que motiva su proposición como Zona de Especial Protección para las Aves.

Entre las aves destacan el quebrantahuesos, especie de la que se localiza una pareja reproductora, y el alimoche rus, del que nidifican hasta 2 parejas.

Comentarios