Afecciones al tráfico por las obras en Avenida Monegros

Con motivo de la realización de las obras en la avenida Monegros para evitar las inundaciones que se originan ante lluvias de cierta intensidad, desde este viernes, 8 de julio, se producirán algunas modificaciones en el tráfico de los carriles de entrada a la ciudad, entre la rotonda de la calle Alcañiz y la de avenida de los Danzantes.

Los carriles de la calzada central se cerrarán a la circulación y los vehículos deberán circular por los carriles laterales. Para los vehículos pesados se habilita como itinerario alternativo el Camino de las Cruces, que provisionalmente y mientras duran los trabajos, cambiará su sentido de circulación, lo que les dará acceso desde la rotonda de la calle Alcañiz hacia la avenida de los Danzantes, excepto en las fiestas de San Lorenzo, cuando esa zona se cierra al tráfico, por lo que todo tipo de vehículos -también los pesados- podrán utilizar los carriles auxiliares de la avenida Monegros.

Los trabajos de mejora en la red de saneamiento los ejecuta la empresa Hormigones Grañén, S. L. por importe un total de 187.050 euros y un plazo de ejecución de dos meses. El proyecto contempla la ejecución de un aliviadero que consistirá en un nuevo colector central a lo largo de la avenida, entre la rotonda con la calle Teruel y la rotonda con calle Alcañiz, y la supresión de una isleta que actuaba de dique en la calle Calatayud, corrigiendo el desnivel del firme. Se trata de crear un nuevo gran colector con mayor capacidad y anular el nudo que existe en el actual aliviadero”, ha indicado la concejala de Urbanismo, María Rodrigo. “Este colector aliviará el problema no sólo en esta calle sino de una parte de la ciudad, ya que este punto recoge las aguas superficiales de la zona suoreste de Huesca”, ha explicado. 

Paralelamente se siguen realizando las obras de reforma en rasantes y drenajes de las calles Sena y Balsas de Chirín, a cargo de la empresa Viacron, S. A., por 68.123 euros. Asimismo, se han renovado sumideros en varios puntos de la ciudad y continúa la tramitación administrativa para actuar en la plaza Santa Clara. Todo ello se complementa con la intervención global en la limpieza y desbroce de barrancos y del cauce urbano del río Isuela, en colaboración con la Confederación Hidrográfica del Ebro, cuyo objetivo es evitar el desbordamiento de los mismos.

Comentarios