“Hemos perdido tres décadas, pero vamos a trabajar para que el Camino de Santiago recupere peregrinos”

peregrinos comino santiago

Cuatro días de albergue, comida popular y bocatas. De esta forma el Consejero José Luis Soro acompañado por la Federación Aragonesa de Montañismo y la Asociación de Amigos del Camino de Santiago han comenzado el proyecto “Reandando el Camino de Santiago”. Es una forma de “inspeccionar sobre el terreno” qué carencias debe solucionar el Gobierno de Aragón si quiere mejorar unos datos poco esperanzadores. En estos momentos la ruta por Navarra atrae a más de 40.000 personas al año mientras que el tramo aragonés apenas recibe 1.000 peregrinos.

Estos números no siempre fueron así. En 1987 en Jaca se celebró un gran Congreso sobre el Camino de Santiago. En ese momento Jaca era la referencia del Camino francés, explica el consejero, que lamenta que hayan perdido tres décadas desde entonces.

Desde hace un tiempo la Dirección General de Ordenación del Territorio trabaja junto a los ayuntamientos y las asociaciones de amigos del Camino de Santiago en la elaboración de una directriz que global para promocionar el Camino de Santiago por Aragón. El director general de ordenación del territorio, Joaquín Palacín, habló de mediados de 2017 como fecha para que esté concluido ese documento. En un primer diagnóstico han observado muchas carencias.

Los peregrinos del proyecto “Reandando el Camino de Santiago” comenzaba este viernes en el Somport y llegaban a comer a Villanúa tras 15’8 km. Por la tarde se suben al tren como otro acto reivindicativo y volverán a caminar para llegar a Jaca, de donde saldrá la segunda etapa del sábado hasta Puente la Reina. Ese día se desplazan también hasta San Juan de la Peña, porque trabajan en una variante que acerque peregrinos al Monasterio y Santa Cruz de la Serós.

El domingo la etapa se hace en bicicleta, desde Arrés hasta Artieda y el lunes acaban con una etapa que les llevará hasta Undués de Lerda.

Comentarios