Antonio Cosculluela renuncia a la presidencia de las Cortes y se queda como alcalde de Barbastro

Antonio Cosculluela investidura

El presidente de las Cortes, Antonio Cosculluela, ha anunciado que deja ese cargo y se queda con la alcaldía de su Barbastro. Después de varios días de rumores y tensiones, Cosculluela anunciaba este viernes su decisión tras la reunión de la ejecutiva provincial de Huesca que le había propuesto que siguiese en los dos cargos. Aun así el apoyo a Cosculluela es total desde el PSOE del Altoaragón, y sus compañeros lo califican de político intachable. Ha pesado en su decisión, su compromiso con sus vecinos. Seguirá con su acta de diputado.

Cosculluela había pedido el pasado mes de febrero a Javier Lambán, a sus compañeros de Barbastro y de Huesca un tiempo para tomar la decisión. Ha explicado que  tiene el apoyo de la ejecutiva del PSOE en la provincia de Huesca, una ejecutiva que le ha llegado a pedir que no dejase la alcaldía de Barbastro y que siguiese en la Cortes. El presidente del parlamento aragonés ha remarcado que "en la federación socialista del Alto Aragón, que es a la que pertenezco y que forma parte de la federación aragonesa, me avalaban en cualquiera de las decisiones que pudiese tomar". Así mismo ha criticado a Podemos y a Pablo Echenique, ya que asegura que parece que les molestaba que tuviese dos cargos, cuando no había ninguna incompatibilidad. Asegura que no ha habido dejación, y ha cumplido al 100% con sus dos trabajos.

Profesionalmente dedicado a la agricultura, su trayectoria política se inicio con la democracia. Desde 1999, es alcalde de Barbastro y, hasta 2015, fue presidente de la Diputación Provincial de Huesca. Es, además, secretario general del PSOE en el Altoaragón. Concienciado con las necesidades del territorio altoaragonés y de sus pueblos, Antonio Cosculluela ha trabajado por mejorar la calidad de vida de los vecinos desde todas las instituciones y entidades de las que ha formado parte.

Comentarios