San Felices de Ara celebra la restauración de su iglesia

san felices ara iglesia san lorenzo

Esta localidad perteneciente al Ayuntamiento de Fiscal, en la Comarca de Sobrarbe, ha recuperado después de un intenso y laborioso trabajo su iglesia dedicada a San Lorenzo. La idea de la rehabilitación fue liderada por la arquitecta técnico, María Lanzarote y su marido, José Antonio Bellosta, que junto con los vecinos de San Felices de Ara y empresarios de la zona han recuperado esta emblemática iglesia del siglo XVI.

En la financiación de la obra han participado, el obispado de Barbastro-Monzón con 20.000 euros, los vecinos con 10.000 euros y el Ayuntamiento de Fiscal que aportó 3.000 euros. Otros vecinos han donado el altar y el mantel del mismo. El Obispo de la diócesis de Barbastro-Monzón, Ángel Pérez, fue el encargado de bendecir el altar y presidir la ceremonia de la 1ª comunión de Andrés, hijo de María y José Antonio, que desarrollan su actividad profesional de arquitectos en una casa de 200 años de antigüedad y también disponen de una casa de turismo rural.

El prelado, Ángel Perez, aprovechó esta jornada para visitar seis pueblos del Valle del Ara, en el Sobrarbe, y conocer a los habitantes de esta zona de la diócesis.

La arquitecta técnico, María Lanzarote, ha agradecido la colaboración de todos en este proyecto y ha destacado que en el interior de la Iglesia, el suelo de la misma está ejecutado con grandes losas que muestran restos fósiles de un fondo marino poco profundo, que se formó hace unos 45 millones de años, de un gran valor testimonial de que los Pirineos fueron mares, “huellas fósiles de un fondo de aguas marino del Geoparque de Sobrarbe de la época del Eoceno de hace 45 millones de años”.

María Lanzarote ha afirmado que esta rehabilitación forma parte del compromiso que tienen, “con la divulgación del patrimonio cultural y geológico de la zona”.

San Felices de Ara es una localidad situada a 812 metros de altitud, en la que residen en tres casas diez vecinos, y algunos momentos del año hay un total de veinte casas abiertas.

Comentarios