Danzas aragonesas, riojanas y manchegas dan color y ritmo a un brillante Festival Folklórico del Cinca Medio

festival folklórico monzón

Pese al sofocante calor del pasado sábado, el XIX Festival Folklórico del Cinca Medio volvía a ser todo un éxito de convocatoria, ya que lograba llenar de público la Plaza Mayor. En esta ocasión, contaba con la participación de la Asociación Folklórico-Musical El Lagar de Socuéllamos, en Ciudad Real, el Grupo de Danzas de Logroño y los anfitriones, el Grupo Folklórico Nuestra Señora de la Alegría.

Los montisonenses eran los encargados de abrir y cerrar el festival. Su primera parte se componía de dos bailes, el bolero de Alcañiz y la Jota de Monzón, y de tres piezas cantadas: “A lo largo de la vida”, interpretada por Alba y Rocío, “Que blanca baja la lana”, a cargo del grupo de voces masculinas, y la cantada por Ana y Pilar “Y yo por disimular”

A continuación tomaban el escenario los riojanos, que ofrecían una primera parte compuesta por cinco danzas típicas de la región. Tras ellos, llegaba el turno de Socuéllamos, ataviados con unos trajes en blanco y morado, y ofreciendo todo su repertorio seguido, en una sola parte.

Una vez finalizaba la actuación de los manchegos, regresaba el Grupo de Danzas de Logroño, con una original segunda parte en la que destacaba la “Contradanza de Briones”, donde aparecía la figura del “cachivirrio”, que iba ofreciendo vino de su bota tanto a los bailadores como a las autoridades sentadas en el público (el alcalde y el concejal de Cultura).

El colofón lo ponía la agrupación folklórica Nuestra Señora de la Alegría, que tras la interpretación grupal del canto de Teruel, se despedían con un vistoso baile, denominado “Homenaje a Huesca”, una sobervia representación de la jota de toda la provincia.

El público, abanico en mano, disfrutó de un brillante y variado espectáculo folklórico, que ya tuvo su prolegómeno la noche anterior con la actuación de José Luís Urbén y su gente. Un espectáculo sorprendente y novedoso, en el que fue desgranando desde la jota navarra y aragonesa, pasando por tangos, rancheras, canciones de Julio Iglesias o incluso el mítico jueves de La Oreja de Van Gogh.

Comentarios