Patrimonio, arte y jazz en la Noche del Museo Diocesano de Barbastro- Monzón

Museo Diocesano de Barbastro

Este sábado, la Asociación de Amigos de este museo celebrará una de las actividades que más público atraen. ‘La noche en el Museo’ contará este año con una vidriera del propio Palacio Episcopal recién restaurada; actividades didácticas y talleres para los más pequeños y un concierto de la Feeling Big Band. Razones, por tanto, más que de sobra para llenar el aforo del museo en una noche para ensalzar su importancia.

Este museo incrementa cada año sus socios; en la actualidad son más de 330, contando con tres socios patrocinadores y veintisiete socios protectores. Este centro museístico cuenta con un amplio apoyo social y es una referencia patrimonial en la zona oriental de la provincia de Huesca.

El Museo abrirá sus puertas el próximo 30 de julio a las 21:00 horas para esta cita cultural ya consolidada, que tiene un coste de 15 euros para quienes no sean socios del centro y deben reservar su asistencia en plazo máximo hasta el 28 de julio. El aforo es limitado.

Durante la velada, la música contemporánea será este año protagonista con el Jazz de la Feeling Big Band. Es una formación zaragozana que cuenta en la actualidad con músicos de la escena Jazzística de contrastada experiencia y calidad, demostrada en los proyectos personales de muchos de ellos.

Será asimismo la noche para presentar la vidriera restaurada en el Museo Diocesano Barbastro-Monzón, que procede del antiguo Palacio Episcopal de Barbastro. Se trata de una pieza que funcionaba como ventana y que fue desmontada de su ubicación original durante las obras de remodelación del Palacio. Durante los últimos meses ha sido tratada en el taller de restauración del Museo y a partir de la noche en el Museo, cuando se presentará, podrá verse permanentemente en la planta baja del Museo, en la zona posterior al salón de actos.

Los niños y jóvenes tendrán también su protagonismo con una nueva actividad didáctica para escolares, que se pondrá en marcha en el próximo curso escolar. Se trata del taller ‘Construyendo una Catedral’.

La construcción de un templo catedralicio era un proyecto de gran envergadura, ambicioso, complejo técnicamente y en el que intervenían multitud de trabajadores: canteros, aprendices, oficiales, maestros de obra, vidrieros, pintores, doradores, escultores y muchos otros oficios. Comprender este complejo proceso de construcción e identificar y distinguir la gran variedad de gremios que intervenían en la construcción son los objetivos fundamentales de este taller pensado para niños entre 6 y 10 años.

Durante el taller se ofrecerá, en una primera parte, una visión general sobre que es una Catedral y cómo se construye y a continuación en la parte práctica los niños, agrupados por gremios, tendrán la misión de levantar su propia Catedral para lo que dispondrán del material necesario para construir arcos apuntados, retablos, pinturas murales y vidrieras; a modo de puzle darán forma a estos elementos sobre los que se fundamenta la erección de una Catedral. El coste es dos euros y medio por niño, como el resto de actividades didácticas del Museo (un total de 5), y la duración del taller es de dos horas. Al finalizar se les entregará un diploma.

Comentarios