Investigan a 14 personas por las obras del traslado del vertedero de Bailín

Catorce técnicos, operarios y representantes de las empresas que trabajaron en las obras de traslado de los residuos de Inquinosa al nuevo vertedero de Bailín, en Sabiñánigo, declararán ante el juez en calidad de investigados (figura que sustituye a la del imputado) en el proceso abierto por un supuesto delito contra los recursos naturales y el medio ambiente.

Entre los investigados se encuentran el jefe de servicio de Control Medio Ambiental y un técnico de ese servicio del Gobierno de Aragón. De la empresa pública SARGA figuran el director técnico de obra, un técnico medioambiental, la encargada técnica de los procesos de depuración, el encargado de la planta depuradora y el operario de mantenimiento y control de la citada planta.

También se encuentran citados como investigados representantes y responsables de las empresas Fomento Construcciones y Contratas, de Adiego Hermanos, Hermanos de Pablos y un encargado de obras de la UTE BAILÍN ETAPA II, entre otros.

En el auto del Juzgado también se cita en calidad de testigos o peritos a trece personas que intervinieron directamente en las obras del traslado o son reconocidos expertos en materias relacionadas con las mismas. Asimismo, por lo arduo y complicado de la causa, a instancia del Ministerio Fiscal se acuerda declarar el carácter complejo de la instrucción, ampliando el plazo de la misma hasta 18 meses para que se ultimen las diligencias de investigación.

El auto fue notificado a las partes el pasado 7 de julio y tiene su origen en la denuncia que Ecologistas en Acción presentó ante el SEPRONA de la Guardia Civil el 8 de octubre de 2014 por las irregularidades detectadas en las obras del traslado del vertedero de Bailín y sus efectos sobre el medioambiente y la salud pública. En el proceso de traslado de los residuos de Inquinosa se originó una fuga contaminante al río Gállego que obligó a suspender en septiembre de 2014 los abastecimientos a los municipios aguas abajo.

Como consecuencia de las investigaciones realizadas desde la Fiscalía Provincial de Huesca, el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción nº 1 de Jaca investiga a catorce personas que tuvieron responsabilidad en las obras del traslado del vertedero.

Mariano Polanco, representante del colectivo ecologista, considera que la relación de investigados no alcanza a todos los responsables del desastre. Según manifestó ayer, la investigación debiera llegar hasta la cúpula de la empresa Sarga (antes Sodemasa) y a la máxima autoridad de la entonces Consejería de Medio Ambiente, encabezada por el consejero popular Modesto Lobón.

Igualmente subraya que cuando realizaron la denuncia de esta situación, tanto en sede parlamentaria como en los medios de comunicación, desde la DGA apoyaron los trabajos que se realizaban en el vertedero de Bailín y negaron cualquier fallo en las acciones que se estaban llevando a cabo.

Comentarios