Comienza el ensayo piloto para la descontaminación de suelos en la zona de Bailín

trabajos descontaminación Lindano

Este miércoles comenzaban los ensayos de oxidación química para la descontaminación de suelos en Bailín, objetivo principal de la investigación realizada a raíz del proyecto Discovered Life. En una primera fase se va a crear un frente alcalino, que consiste en preparar el terreno y hacerlo más receptivo. La totalidad del trabajo de campo tendrá una duración aproximada de un mes. Posteriormente se analizarán los datos obtenidos y se redactará el informe correspondiente por lo que, en conjunto, los trabajos se prolongarán hasta diciembre de 2016.

El proyecto en el que se enmarca el ensayo está presupuestado en más de 1,1 millones de euros, que asumen al 50% la Unión Europea y el Gobierno de Aragón. Se puso en marcha en 2014 y se desarrollará hasta 2017.

Va inyectarse agua con sosa (NaOH), lo que favorecerá las reacciones químicas en el medio una vez se inyecte el oxidante. El proyecto europeo Discovered Life tiene como principal objetivo la ejecución del ensayo piloto en campo de la técnica de oxidación química (ISCO), para comprobar si es viable y poner remedio a la parte de la contaminación producida dentro del emplazamiento que comprende el antiguo vertedero de Bailín y su entorno en Sabiñánigo .

De acuerdo a un estudio realizado por AECOM URS España “se considera muy poco probable un impacto al río en concentraciones apreciables. Dado que el propósito del ensayo es oxidar los contaminantes, la posibilidad de una eventual afección al río es aún más improbable” .

La zona seleccionada para realizar este ensayo se encuentra a unos 500 metros del río Gállego y a 150 metros del barranco de Bailín. Se trata de una de las zonas donde el agua subterránea se encuentra a una profundidad suficiente para que no se produzca flujo trasversal hacia el barranco de Bailín. A lo largo de todo el proceso se llevarán a cabo controles periódicos en el río. Además, se ha realizado un plan de seguridad específico que contempla todos los riesgos identificados, junto las medidas más adecuadas para su mitigación si fuese requerido.

Con relación a la oxidación química, es un método de remediación que utiliza sustancias químicas denominadas oxidantes que en contacto con los contaminantes los destruyen o los convierten en otros menos nocivos. En el caso de Bailín los principales contaminantes a tratar en la zona de ensayo son el HCH benceno, y clorobenceno.

Tras los resultados prometedores de los estudios y ensayos de laboratorio, es necesario valorar si la técnica de oxidación química mediante persulfato con activación alcalina resultaría igual de efectiva en condiciones reales, es decir, en el propio acuífero de Bailín.

La clave para que el oxidante destruya los contaminantes es conseguir establecer contacto entre oxidante y contaminantes. Para ello se han diseñado unos sondeos de inyección que permiten introducir una concentración adecuada de oxidante en el acuífero. Esta disolución circulará por las mismas fracturas por las que circula el agua subterránea contaminada de modo que al ponerse en contacto, degrade los contaminantes.

Por otra parte, los oxidantes que se introducen para la oxidación no son contaminantes en sí mismos y las concentraciones a las que se inyectan se consumen al oxidar los contaminantes de interés, la materia orgánica, etc. Además, señala AECOM “hay que tener en cuenta que gran parte del volumen inyectado (14 m3) se recuperará con bombeo, y lo que no fuera posible recuperar, en el caso de que aún existiera oxidante residual, podría seguir actuando en los 500 metros de acuífero existente antes de llegar al río Gállego, lo que redundaría en un efecto beneficioso adicional, reduciendo aún más la descarga de masa de los contaminantes hacia el río Gállego”.

Comentarios