Lambán considera de “extrema gravedad” que pueda incumplirse la sentencia de Sijena

Lambán Mayte Pérez Alfonso Salillas

Tras la reunión en el Pignatelli para analizar el tema de los bienes de Sijena, el Gobierno de Aragón anunciaba que si el día 21 de este mes la Generalitat no ha concretado cómo entregará las 97 piezas de arte del Real Monasterio de Sijena, lo va a notificar a la jueza. También lo hará para que envíe a la Policía Judicial si el día 26 constata que no se ha producido la entrega.

El Ejecutivo Autónomo está dispuesto a defender con uñas y dientes la vuelta de los bienes. El presidente Javier Lambán calificaba de “extrema gravedad” el hecho de que pueda incumplirse esta sentencia que afectará “de forma muy notable”, decía, a las relaciones políticas.

“Estaríamos asistiendo seguramente al primer hecho explícito de desconexión de Cataluña respecto a España. Estaríamos asistiendo a un hecho que es ni más ni menos que no reconocer el estado de derecho, no reconocer a la justicia ordinaria de España”, subrayaba Lambán.

En este sentido, añadía, “además de apelar al señor Puigdemont, apelo al señor presidente de España”. A Puigdemont le pide “haga todo lo posible para que regresen los bienes” y dirige también sus críticas al Gobierno Central, porque “con la actuación de su representante en el patronato del MNAC el otro día, el Gobierno de España correría el riesgo de ser cómplice activo del primer hecho claro de desconexión”.

Por tanto, tensión en los días previos a la devolución, sobre todo después de que el Parlament instara a la Generalitat a mantener las piezas en los museos catalanes. La consejera de Educación y Cultura, Mayte Pérez, califica de “mentira” los argumentos que se esgrimían en el debate para no reintegrarlas a su lugar de origen.

Pérez recordaba el esfuerzo que se ha hecho en el Monasterio monegrino para poder acoger tanto las piezas como las pinturas murales de la Sala Capitular y denunciaba que en Cataluña sólo hay 7 piezas expuestas de las 97.

El presidente de Aragón y la consejera se reunían con el alcalde de Villanueva de Sijena, Alfonso Salillas, quien se mostraba también preocupado por la información que los poderes catalanes transmiten a la opinión pública catalana.

Comentarios