18 años de prisión para el autor del asesinato de una vecina de Benabarre

La Audiencia Provincial de Huesca condena al hombre acusado de matar a una mujer en Benabarre, golpeándola con una piedra, a la pena de 18 años de cárcel como autor responsable de un delito de asesinato y a la prohibición, durante 25 años, de residir en Benabarre, de comunicarse por cualquier medio de comunicación o medio informático o telemático, contacto escrito, verbal o visual con los padres y hermanos de la víctima y a aproximarse a estas personas y a cualquier lugar donde se encuentren, así como acercarse a su domicilio, a sus lugares de trabajo y a cualquier otro que sea frecuentado por ellos, en una distancia inferior a 500 metros. Además, en concepto de responsabilidad civil, se condena al acusado a indemnizar a los padres de la víctima con 80.000 euros  más los intereses.

En la sentencia se recoge los hechos probados como tales y se señala que existe suficiente prueba de cargo de la agresión por parte del acusado a la víctima a quien golpeó en dos ocasiones causándole heridas que provocaron su muerte. Que los hechos declarados probados son constitutivos de un delito de asesinato, con alevosía, al considerarse que el primer golpe dado a la víctima tuvo lugar cuando ésta se encontraba de espaldas al acusado.

En relación a la eximente de alteración psíquica alegada por la defensa, fue rechazado por el jurado, que declaró no probado que en el momento de los hechos el acusado padeciera una psicosis que le provocara alucinaciones, e igualmente rechazó la existencia de afectación en el momento de los hechos de las facultades intelectivas del acusado, declarando probado que el acusado pese a su trastorno de personalidad esquizoide y a su cociente intelectual, no estaba afectado en la capacidad de querer y de comprender en relación a la agresión.

En la sentencia se indica que la pena de prisión a imponer será de 18 años de duración y que, la gravedad del hecho justifica la imposición de pena superior al mínimo, ya que la conducta del acusado fue extremadamente violenta, golpeando a la víctima en dos ocasiones aprovechando su dificultad de defensa en ambas, en la primera por ser por sorpresa y en la segunda por estar inconsciente.

Comentarios