La Hospedería de Arguis vuelve a quedarse sin comprador

Entre los inmuebles que han quedado desiertos en la subasta de la DGA, figuran la antigua Hospedería de Arguis –que ya salió a subasta en 2014 y después estuvo en adjudicación directa sin llegar a venderse-, un solar de uso residencial en el camino de Juslibol, un piso de la calle Costa de Zaragoza que también ha estado en adjudicación directa, un local en la calle Convertidos contiguo a los antiguos Juzgados de la plaza del Pilar o una parcela en la Plataforma Logística de Zaragoza. Los tres vehículos que han quedado sin vender son sendos Audi A8, uno de 2008, valorado en 14.630 euros y otro, blindado, del año 2000 y valorado en 22.983 euros, así como y un Peugeot 607 de 2007, que se licitaba por 6.786 euros.

Los lotes que han quedado desiertos quedan a disposición de quien desee adquirirlos mediante adjudicación directa por el precio de licitación establecido durante un periodo de un año, salvo que antes vuelvan a salir a subasta (con una tasación actualizada), como ocurrirá en este caso.

En este sentido, el director general de Contratación, Patrimonio y Organización ha anunciado la celebración de una próxima subasta este mismo año, probablemente para diciembre, a la que además de los bienes que han quedado desiertos hoy se espera llevar también un inmueble de cierta relevancia: el edificio del antiguo Juzgado de Menores de la calle Lagasca de Zaragoza, pendiente de un acuerdo con el Ayuntamiento para incorporar un ascensor exterior a la planta superior.

El Gobierno de Aragón ha adjudicado provisionalmente dos viviendas y un vehículo por un valor total de 289.858 euros. Es el resultado de la subasta celebrada hoy en el salón de actos de la sede de la Consejería de Hacienda y Administración Pública en la plaza de Los Sitios. El director general de Contratación, Patrimonio y Organización, Miguel Ángel Bernal, que ha presidido el acto, ha destacado a su término el éxito de la fórmula -incorporada por primera vez en esta subasta- de admisión de pujas a la baja hasta un mínimo del 75% del precio de salida, ya que las tres ofertas admitidas han sido así.

A diferencia de las pujas iguales o superiores al precio de salida, que son vinculantes para la Administración autonómica, las ofertas a la baja como las tres presentadas hoy sólo son admitidas de forma provisional, a expensas de la decisión final que se reserva la Administración para asegurarse de que concurre causa de interés público para aceptarlas. Es lo que establece la Ley de Patrimonio de Aragón, cuya modificación el pasado mes de febrero ha hecho posible incorporar ahora este procedimiento para aproximar el mecanismo de enajenación pública a una negociación de mercado.

El principal lote vendido ha sido un piso de 190 metros cuadrados de superficie construida (179 útiles) según Registro o de 230 metros según Catastro, en la quinta planta de la plaza del Pilar, 7, contiguo a los antiguos Juzgados, que se puede destinar tanto a vivienda como oficinas, con dos puertas de acceso. El tipo de salida se había establecido en 360.738 euros, pero con la rebaja legal del 25% se ha admitido la oferta de 270.600 euros.

Esta finca urbana era uno de los once lotes –del total de 23 que salían a subasta- que corresponden a inmuebles de dominio privado del patrimonio de Aragón que ya no son necesarios para el ejercicio de las competencias propias de la Administración autonómica o sus organismos públicos.

En cambio, la segunda venta corresponde al segundo paquete de ocho lotes procedentes de abintestatos, es decir, de herencias intestadas que asume la Comunidad y cuyos ingresos se destinan íntegramente a financiar proyectos de entidades de acción social tanto públicas como privadas sin ánimo de lucro o a la creación y mantenimiento de establecimientos de la misma índole de la propia Administración autonómica.

En este caso se trataba de una casa con corral en Castejón de Monegros, con una superficie total de 181 metros cuadrados; 121 construidos para vivienda y el resto destinado a corral. El tipo de salida era de 19.775 euros y se ha quedado en 14.831. Este dinero no se podrá incorporar todavía a la próxima Junta de Herencias, que distribuirá el próximo día 20 algo más de 1 millón de euros entre los proyectos sociales que han solicitado esta vía de financiación.

Por último, también se ha vendido –igualmente con adjudicación provisional a la baja-, uno de los cuatro vehículos de la flota y el parque móvil del Gobierno de Aragón que se decidió subastar dado que ya no se usan. En concreto, un Volkswagen Phaeton de 2007, valorado en 5.902 euros y que el comprador ha adquirido por 4.427 euros.

Todos los lotes que salían a subasta eran susceptibles de pujas a la baja con el límite mínimo del 75% del precio de salida salvo dos: sendas casas con varias viviendas y locales comerciales en las calles Laguna de Rins, 5 y Allué Salvador, 4 de cuya titularidad la Comunidad Autónoma posee el 75% y el 72%, respectivamente.

Comentarios