A Vivir Huesca pone en valor la magia de la mezcla de culturas y música de raíz de Pirineos Sur

a vivir pirineos sur

El programa provincial, A Vivir Huesca, llegaba este sábado a Sallent de Gállego para hablar de Pirineos Sur en sus 25 años. Con diferentes invitados se repasaba lo que ha sido en este tiempo el Festival Internacional de las Culturas. El programa de la presente edición. El programa dirigido por Cristina Pérez, contaba con Luis Lles, nuevo director del Festival, que repasaba los inicios de Pirineos Sur, el presente y futuro de esta cita musical. Berta Fernández, diputada de la DPH, organizadores del Festival, también destacaba el apoyo institucional durante todo este tiempo.

Juan Manuel Fonseca, director de Radio Sabiñánigo, paseaba por los puestos de Pirineos Sur en Sallent, donde hablaba con un joven de 25 años, los mismos que ediciones tiene el Festival, y con uno de los dueños de esos puestos, que traen comida, o artesanía, diferentes puntos del planeta. Además otros protagonistas, también de algunas de las exposiciones que hay durante estos días, contaban su historia en A Vivir Huesca. Sandra Lecina, ponía la visión turística desde el Valle de Tena. Ana Palacios hablaba de una exposición sobre africanos albinos, y Raquel Magaña, de Acción contra el hambre, exponía sus actividades en el Festival.

El encargado de inaugurar el escenario fue Duquende, el reencuentro del grupo Ketama con Pirineos Sur, que estuvieron en su primera edición, y su actuación con un asiduo del festival, Toumani Diabaté. Una noche flamenca en la que la magia de la kora de Toumani emocionaba a las guitarras de los Carmona, en la que la gente deseaba ver a estos artistas para una noche de 25 aniversario.

Este sábado se desatará una desenfrenada fiesta de ritmos balcánicos de la mano de Gogol Bordello. Los neoyorquinos se estrenan en Pirineos Sur y lo harán con motivo de la celebración del décimo aniversario de su disco “Gypsy Punks: Underdog World Strike”. Los rasgos más característicos de este combo de gypsy punk son sus frenéticas presentaciones teatrales y sus sonidos inspirados en la música gitana.

La mayor parte de sus miembros son inmigrantes de Europa del este y el grupo utiliza sonidos de acordeón y violín y, en algunos de sus discos, saxofón y música de cabaret, punk y dub. La grabación de “Start Wearing Purple” del disco Voi-La Intruder les dio a conocer en el Reino Unido, y fue regrabada para su disco Gypsy Punks, convirtiéndose en su primer single internacional. “Not a Crime” fue seleccionado como segundo single.

En 2016 vienen a nuestro país para presentar “Gypsy Punks 10 Year An- niversary Tour“, gira que celebra los diez años de su disco más emblemático Gipsy Punks: Underdog World Strike.

Cierran el cartel de este frenético primer fin de semana los franceses Artús, antes conocidos como Familha Artús. La banda es uno de los iconos de la música popular del sur de Francia y son un ejemplo de que las músicas de raíz tradicional pueden resultar vanguardistas. Los franceses vienen a presentar su quinto y último disco, “Ors”, que es un emocionante canto al oso pirenaico, en fase de desaparición.

Artús defiende una aproximación abrasiva al folklore, cantado en occitano, de Gascuña. En los confines de los experimental, con el sonido de la vielle à roue (zanfona) reconvertido al thrash metal, el grupo propone una inmersión en la obra del poeta Bernard Manciet (1923-2005), un imaginario cuyos contornos dibuja Artús a golpes de polifonías paganas y tormentas ruidistas.

Comentarios