Forestalia valora la contundencia del auto de archivo de la querella contra la planta de biomasa de Monzón

forestalia

El pasado viernes 15 de julio, se archivaba la querella que Ecologistas en Acción había interpuesto por un presunto delito contra la Ordenación del Territorio en la tramitación de la instalación de la planta de biomasa de Monzón y su ubicación en la localidad a 600 metros del casco urbano.

Aunque la sentencia no es firme, es decir, se puede presentar recurso de reforma o apelación, Forestalia Renovables, empresa promotora del proyecto, destaca la contundencia del auto que archiva la querella ecologista contra las técnicos municipales y del Gobierno de Aragón que informaron favorablemente la planta de biomasa de Monzón. En el auto se señala que esos informes se limitaron al cumplimiento de la normativa urbanística y ambiental vigente de aplicación.

Desde Forestalia, valoran especialmente la alusión al método aplicado para el estudio de dispersión de emisiones, citado textualmente en el auto como “el más habitual y el más recomendado por las distintas instancias”. Y además se recuerda que la nueva legislación ambiental vigente no establece distancias mínimas al núcleo urbano para este tipo de industrias con un sistema habitual y contrastado en cientos de poblaciones de España y Europa que, dicen, tienen este tipo de plantas en pleno casco urbano, ya que son inocuas para la salud y el medio ambiente.

La empresa también recuerda que las autorizaciones ambientales y municipales otorgadas para la planta de Monzón son las más estrictas y rigurosas de cuantas se han aprobado en el sector de las energías renovables (en el caso de las autorizaciones ambientales, recogen más de 150 condiciones). Y que durante los cuatro años del proceso de tramitación, siempre ha estado plenamente segura de su rigor, que garantiza la plena seguridad de la planta para la salud y el medio ambiente.

Además, anuncian que emprenderá cuantas acciones sean necesarias para seguir salvaguardando el buen nombre de una tecnología y un proyecto avalados por las diversas autorizaciones. Durante el tiempo de las diligencias previas del Juzgado de Monzón, en las que Forestalia no se ha personado, la empresa ha seguido trabajando en diversas líneas, con el objetivo de reforzar los estudios que demuestran las nulas afecciones de un proyecto que, por el contrario, aseguran, generará beneficios indudables en generación de empleo y desarrollo.

Según ha trascendido, se ha encargado a una consultora independiente un estudio sobre las emisiones de benzopireno, cuyo avance ya se ha entregado en el Instituto Aragonés de Gestión Ambiental (INAGA), que dispondrá de la versión completa definitiva en próximas fechas. Por otra parte, se ha avanzado en incorporar mejoras en el proyecto final definitivo, fruto de las aportaciones que han trasladado colectivos y representantes sociales. Además de que se ha intensificado la campaña informativa para divulgar con precisión y de forma veraz en qué consiste una planta de energía limpia, que dicen nada tiene que ver con la incineración.

Forestalia sigue abierta al diálogo y la participación, para implementar cuantas aportaciones se hagan llegar, y agradece las claras muestras de apoyo institucional, político y social para un proyecto de tanta trascendencia para el desarrollo socioeconómico de Monzón, Cinca Medio y las comarcas cercanas.

Comentarios