El PP reclama “soluciones definitivas y no parches” para el Hospital de Jaca

Carmen Susín, Portavoz de Sanidad del Partido Popular, ha reclamado a Javier Lambán y a su consejero Sebastián Celaya “soluciones definitivas y no parches para el hospital de Jaca”. Para la diputada popular estas soluciones pasan por la presentación del prometido Plan Director del centro y la convocatoria en la Oferta de Empleo Público de las plazas actualmente cubiertas por contratos en las especialidades de ginecología, radiología y urgencias. También desde el PP exigen “el cese de los recortes” en relación al servicio de diálisis vacacional que ha dejado de prestarse este verano, y piden que se restituya ya el mamógrafo.

En cuanto a la diálisis vacacional, desde la dirección del hospital explican que ese servicio se sigue prestando con normalidad a los pacientes de las comarcas adscritas el hospital, y que el servicio vacacional para el resto de personas no es obligatorio y "sólo se daba cuando había plazas vacantes". Carmen Susín explica que ese servicio sufre recorte porque “no va a contar con el refuerzo de otros años”, lo que supondrá que muchas familias y muchos enfermos que podían pasar sus vacaciones en estas comarcas sabiendo que se les iba a prestar el servicio en el hospital de Jaca, este verano no lo van a tener y, por lo tanto, no van a poder pasar los meses estivales en las comarcas del área de influencia del centro. Además del recorte de prestaciones sanitarias que esto supone, también tiene una repercusión económica y social para todos los valles y todos los municipios afectados, añade.

En cuanto al restablecimiento de los partos con la contratación de dos ginecólogos, Susín lo ha calificado de “parches” y añade que “la política de marketing del departamento de Sanidad nos lo ha vendido como una solución a los problemas”.

En este sentido, ha señalado que se han suscrito sendos contratos de guardias para cubrir las urgencias y los partos, y que para las pruebas diagnósticas de radiología se ha formalizado un contrato con un radiólogo privado de Lérida. Este último supone, explica, el pago de 30 euros por prueba, con un tope de 900 pruebas diagnósticas, y se extiende de marzo a octubre.

Frente a esto, el Partido Popular reclama que “en la próxima Oferta de Empleo Público se incluyan las plazas de ginecología, radiología y urgencias y se cubran con puestos de plantilla, con toda la garantía de seguridad y de estabilidad para los profesionales y, por lo tanto, para garantizar la asistencia sanitaria del hospital de Jaca en las mejores condiciones”.

Comentarios