Jornada de clausura de la Feria Pirenaica de Luthiers

Feria Pirenaica Luthiers

Con la actuación de la Ronda de Boltaña, a las 20:00 horas en la Plaza Mayor, se clausura este domingo la décima edición de este evento que se celebra en Boltaña, declarado como Actividad de Interés Turístico de Aragón. Esta feria es un punto de encuentro de constructores de instrumentos musicales tradicionales. Durante toda la jornada tendrán lugar diversas actuaciones musicales, al mismo tiempo que se podrán visitar los “patios” donde se ubican los Luthiers que participan este año.

La consejera de Economía, Industria y Empleo del Gobierno de Aragón, Marta Gastón, visitaba este sábado la X Feria Pirenaica de Luthiers “Pirenostrum”. La consejera comprobaba el trabajo de los constructores de instrumentos, así como el resto de actividad musical que concentra esta feria durante los días de su celebración. 

Acompañada por miembros de la “Ronda de Boltaña” conocía de primera mano cómo se construyen los diversos instrumentos que se exhiben por los 50 patios del municipio. Esta feria es ya un referente nacional dentro de la industria cultural. Los luthiers que acuden afirman conseguir pedidos en su estancia y son ya la inmensa mayoría los que continúan asistiendo. 

Firmas de renombre dentro de esta industria explicaban a la consejera que va camino de convertirse en la feria referente europea. Nació en el año 2000, fruto de la inquietud de miembros del grupo “La Ronda de Boltaña” y fue impulsada desde el Ayuntamiento. 

La Feria Pirenaica de Luthiers, única de estas características en el Pirineo, se presenta como la mayor feria del sector de la construcción de instrumentos tradicionales, propiciando el encuentro personal de los amantes y profesionales de la música, en especial de la música tradicional, con los mejores constructores. Una magnífica ocasión para todos aquellos que quieren adquirir un instrumento musical exclusivo.

La Feria se desarrolla en un recinto peculiar, el Casco Antiguo, uno de los más voluminosos del Pirineo Aragonés que conserva su configuración y su arquitectura tradicional, acogiendo a los expositores fabricantes de instrumentos musicales, los Luthiers, que exponen durante todo el fin de semana en la parte baja de las casas y aprovechan para mostrar las características de los instrumentos que construye a cuantos visitantes se desplazan hasta Boltaña para interesarse por estas piezas, algunas de ellas auténticas joyas de la música tradicional. 

Patios, bodegas, pajares, donde la piedra aparece en sus muros, en sus bóvedas, sobre pavimentos de laja junto con los techos donde se vé la estructura de los forjados de antaño son el ambiente que propicia un toque de magia al encuentro entre los expositores, sus instrumentos y los que visitan la feria.

Comentarios