Desarticulada una banda que estafaba con falsos alquileres vacacionales, decenas de ellos en el Pirineo

Un “gran volumen de denuncias” recibidas en el juzgado de Jaca fue el detonante para desarticular una banda dedicada a estafar con falsos alquileres de viviendas a través de internet. Esta banda actuaba por toda España y en la provincia el grueso se ha encontrado en zonas del Pirineo cercanas a estaciones de esquí. En el año 2014 se recibieron denuncias procedentes del entorno de Jaca, Sallent, Boltaña o Cerler. Fueron detenidas 24 personas en Barcelona a las que ahora se suma el cabecilla. Se les imputan 237 estafas que suman un montante de más de 160.000 euros.

La operación se inició en el año 2014 pero se reactivó a principios del año 2016 cuando se situó el lugar de residencia del cabecilla de la organización criminal en Bélgica. Con su detención el pasado 26 de mayo, por la Policía Federal Belga, la Guardia Civil y la Policía Nacional han dado por finalizada la Operación Aquillue. El detenido llegaba a España el pasado día 16 de junio y era entregado en la Audiencia Nacional.

NO PAGAR POR ADELANTADO

Desde la Policía Judicial de la Guardia Civil de Huesca, el alférez Alejandro Bernués recomienda a los usuarios de páginas de internet de alquiler vacacional no pagar por adelantado la reserva. También explica que estos casos se produjeron en 2014 y que hoy en día sería más difícil la estafa porque las páginas que han proliferado trabajan mucho con las opiniones de los usuarios, lo que hubiese puesto en alerta a los estafados.

160.000 EUROS ESTAFADOS CON LAS RESERVAS

La organización, que tenía su base asentada en Barcelona y su área metropolitana y la cúpula en Bruselas, se dedicaba a la obtención de beneficio económico por medio de supuestos alquileres de viviendas o apartamentos vacacionales en zonas turísticas. En varias páginas web publicaron distintos anuncios en los que las personas interesadas contactaban con los supuestos propietarios de las viviendas y debían ingresar la cantidad de dinero pactado en concepto de reserva o remitirlo a través de agencias de envío de dinero. Las estafas, en muchos de los casos, se destapaban cuando los inquilinos llegaban al apartamento alquilado y comprobaban que no existía o ya se encontraba ocupado por otras personas.

En la primera fase de la investigación los agentes de ambos cuerpos, realizaron numerosas gestiones para la localización tanto de los afectados como de integrantes del grupo criminal.

En las indagaciones iniciales se realizaron vigilancias permanentes de la publicación de anuncios y se controlaron de manera exhaustiva la documentación y las transacciones financieras. En este periodo se identificaron a 88 estafados y se arrestó a cuatro varones integrantes del grupo en las localidades de El Vendrell, Hospitalet de Llobregat y Barcelona.

Avanzadas las pesquisas los investigadores identificaron otras 149 estafas y detuvieron a 20 personas más en diversos puntos de la geografía española. Si bien, el líder de la organización aún estaba pendiente de arrestar debido a la multitud de medidas de seguridad que utilizaba.

OPERACIÓN CONJUNTA DE GUARDIA CIVIL Y POLICÍA NACIONAL

La investigación se ha desarrollado conjuntamente por Equipo de Investigación Tecnológica de Policía Judicial de la Guardia Civil de Huesca y el Grupo 2º de la Sección de Delitos Tecnológicos de la BPPJ de Barcelona, habiendo colaborado en algunas fases de la operación, personal de la comisaría de la Policía Nacional de Hospitalet de Llobregat (Barcelona), Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Jaca (Huesca) y Policía Federal Belga.

Las diligencias instruidas han sido remitidas al Juzgado de lo Penal nº 6 de Zaragoza, el cual se hizo cargo de las diligencias iniciales procedentes Juzgado de Instrucción nº 2 de Jaca. En la actualidad se continúan investigando datos que podrían relacionar a medio centenar más de afectados.

Una de las argucias que utilizaba para efectuar las estafas era realizar cambios de última hora en la identidad de la persona que iba a recibir el dinero de la reserva concertada. Este hecho, hacía sospechar a los clientes que consultaban la identidad del arrendador y descubrían que se trataba de un engaño. Por parte de las víctimas del engaño se creó un foro en el que colgaban vídeos recriminando al autor de la estafa los hechos y donde también se podía escuchar al estafador mofándose de sus víctimas.

Por parte del equipo de investigación tecnológica de la Guardia Civil se confeccionaron mapas de la actividad delictiva de la organización y especialmente de su cabecilla, lo que dio como lugar de ubicación el mismo Bruselas (Bélgica).

Tras emitir una comisión rogatoria por parte del Juzgado de lo Penal nº 6 de Zaragoza a las autoridades belgas, el pasado día 26 de mayo se procedió a la detención por parte de la Policía Federal Belga de J.V.G, de 42 años, supuesto cabecilla de la organización, sobre el cual pesaba una orden de detención europea y 12 requisitorias en vigor, cuatro de ellas de ingreso en prisión emitidas tanto por la Audiencia Provincial de Sevilla como por Juzgados Penales de Cádiz, siendo el resto de reclamaciones de Juzgados de Instrucción de Madrid, Valladolid, San Lucar de Barrameda, Palma de Mallorca y Móstoles, el detenido fue interceptado cuando se disponía a realizar su actividad diaria en un locutorio.

Comentarios