Charla para ascender con seguridad al Aneto

Montaña Segura, la campaña de prevención de accidentes  en el medio natural fruto, desde el año 1999, de un convenio de colaboración entre Gobierno de Aragón, Aramón y la FAM, llega en julio y agosto a Benasque, con charlas en las que se informará de cómo ascender con seguridad al Aneto. La primera de esas convocatorias tendrá lugar, este viernes, de 18 a 19 horas, en el palacio de los Condes de Ribagorza. En agosto, será los días 1, 4, 8, 11, 15, 18 y 22, a la misma hora y en el mismo lugar. En las charlas, se repartirá a los asistentes una ficha-mapa sobre este emblemático pico, a la vez que exigente y técnico en su ascensión.

Con sus 3.404 m, el Aneto es el pico más alto del Pirineo y cada año atrae a un importante número de montañeros. Sin duda, su ascensión requiere un considerable esfuerzo y una preparación adecuada. No es una tarea imposible pero, como todas las actividades en montaña, hay que hacerla con seguridad.

La ascensión al Aneto obliga siempre, señalan desde Montaña Segura, a pisar nieve o hielo. Tanto la ruta norte como la sur, que confluyen en el collado Corones, tienen como paso obligado el glaciar del Aneto, que suele estar cubierto de nieve la mayor parte del año. Cuando la nieve desaparece lo que queda es el hielo puro del glaciar. Por ello, en cualquier estación del año hay que llevar siempre en el equipo piolet y crampones

El paso de Mahoma es la última dificultad que impone el Aneto. Desde la antecima se puede ver ya la cima. Desde Montaña Segura recomiendan no precipitarse porque el paso es corto pero entraña ciertos peligros: la verticalidad de la caída y la sensación de vértigo que comporta, la posible densidad de personas cruzando el paso en ambas direcciones, la inseguridad de quien lo cruza, que le hace moverse de forma más lenta y torpe, los resbalones por posibles restos de nieve, hielo o agua, la vulnerabilidad, en caso de tormentas, a la caída de rayos.

Comentarios