Las piscinas de Sariñena son un gran reclamo para sus vecinos

La afluencia de usuarios en las piscinas municipales de Sariñena es todavía mayor que en años anteriores. La entrada simple para adultos tiene un coste de 3.70 euros (precio que se mantiene desde hace cuatro años) pero lo más solicitado es el abono familiar de temporada y ya se han vendido más de 560 en lo que va de verano, unos pocos menos en 2015 en esta fecha y unos 80 menos hace dos años.

Además, la actividad que se organiza en estas instalaciones es incesante, solo el Club Natación de Sariñena mueve a un centenar de personas en los cursillos para todas las edades y niveles.

En estos días de calor las piscinas de Sariñena son un auténtico hervidero de gente y la vida social del pueblo se mide allí. Entre las amplias zonas de césped y los vasos de las piscinas más solicitados, la de 25 metros de longitud y la de 33, además de la de niños, se reparten chapuzones, cursos de natación, aquazumba, entre otros, e incluso literatura gracias al servicio de bibliopiscina que pone en marcha la Biblioteca Municipal Antonio Beltrán de Sariñena, en las tardes de los jueves.

Cabe subrayar que este año las instalaciones de las piscinas han visto una renovación integral en los vestuarios y aseos gracias a un taller de empleo con una inversión de alrededor de 124.000 euros.

Desde el 18 de junio que llevan abiertas y hasta el próximo 30 de agosto las piscinas municipales continuarán dando servicio en horario ininterrumpido de 10.30 a 20.30 horas. Las pedanías de Sariñena también cuentan con sus propias instalaciones como San Juan del Flumen, La Cartuja de Monegros, Pallaruelo de Monegros y Lastanosa. En los núcleos permanecerán abiertas hasta el día 31 de agosto.

Comentarios