El investigador Ramón Juste Jordán, Mantenedor de las fiestas de Barbastro

Ramón Juste Jordán

El investigador barbastrense Ramón Juste Jordán, doctor en Veterinaria y director gerente del Servicio Regional de Investigación y Desarrollo Agroalimentario del Principado de Asturias, ejercerá de Mantenedor de las Fiestas de Barbastro en el Acto de presentación de Damas, que tendrá lugar el próximo 27 de agosto.

Para Juste es “todo un honor” por su vinculación con la ciudad. Su formación en centros educativos de la localidad y vivencias en sus calles le hacen “un producto típico de esta tierra”.

Tomando el relevo de la profesora titular de Estudios Árabes de la Universidad de Barcelona Emilia Calvo, este barbastrense afincado en Villaviciosa ha aceptado la propuesta del Ayuntamiento de Barbastro de ostentar este relevante cargo ligado a las fiestas de Barbastro, que tradicionalmente es ocupado por barbastrenses con una destacada trayectoria profesional.

El alcalde de Barbastro, Antonio Cosculluela, quien ha presentado al Mantenedor acompañado del concejal de Fiestas, Fran Blázquez, y del propio protagonista, ha resaltado la labor profesional de este prestigioso investigador, avalada por sus múltiples aportaciones al ámbito de la ciencia animal y que actualmente ocupa el séptimo puesto de España en Ciencias Veterinarias del Índice h; sistema para la medición de la calidad profesional de los científicos en función de la cantidad de citas que han recibido sus publicaciones.

Ramón Juste dirige el Servicio Regional de Investigación y Desarrollo Agroalimentario de Asturias, cargo al que llega después de casi dos décadas al frente del Departamento de Sanidad Animal del Instituto Vasco de Investigación y Desarrollo Agrario (NEIKER) del Gobierno Vasco. Sus principales contribuciones científicas se centran en el estudio de las micobacteriosis, habiendo logrado por primera vez el aislamiento de algunas cepas ovinas de paratuberculosis.

IMPORTANTES APORTACIONES A LA CIENCIA

Natural de Barbastro, nació en una familia, ‘Casa Perallón’, de hondas raíces barbastrenses que se remontan, al menos, a finales del siglo XVIII en la calle Abanzo del Entremuro, extendida posteriormente a la calle de San Ramón, donde vivió hasta que comenzó sus estudios de veterinaria en Zaragoza.

Volvió a su ciudad para realizar un periodo de ejercicio de clínica rural con el entonces veterinario titular y presidente del Colegio Oficial de Veterinarios de Huesca, José Garzón Nieto.

En 1981 se incorporó al Servicio de Investigación y Mejora Agraria del Departamento de Agricultura del Gobierno Vasco como jefe del grupo de investigación en parasitología, colaborando como tal en el montaje de la investigación agraria del País Vasco, así como en el desarrollo de un servicio de diagnóstico laboratorial veterinario que se convirtió en modelo de otros a nivel autonómico y en el diseño e implementación de las campañas de saneamiento ganadero, que se adelantaron varios años a las del resto de España.

Durante esos años, participó en la publicación de la primera descripción en España de varias enfermedades animales, entre ellas, la paratuberculosis, patología que marcó su introducción en la investigación de las enfermedades del grupo de la tuberculosis, principal línea de trabajo de su carrera profesional.

Aparte de estancias breves en universidades y centros de investigación europeos, su más extensa experiencia internacional se desarrolló en las universidades de Nebraska y Texas, trabajando en técnicas micobacteriológicas y virológicas clásicas y moleculares, así como en experimentación con rumiantes.

Desde 1998 y hasta 2015 fue jefe del Departamento de Sanidad Animal del Instituto Vasco de Investigación y Desarrollo Agrario (NEIKER) del Gobierno Vasco, que, entre otros logros destacados en su campo y, en particular frente a las recientes crisis de Salud Pública como la de las “vacas locas” o de la gripe aviar, fue el primer laboratorio autonómico en implantar las pruebas rápidas y el único que consiguió el aislamiento del virus de alta patogenicidad de la epidemia de 2006 en la península ibérica.

También ha inspirado y dirigido los trabajos epidemiológicos y clínicos en una especie doméstica tan tradicional en Aragón como es la oveja que han cambiado el paradigma de transmisión del maedi o fatiga, de principalmente vertical a principalmente horizontal.

En noviembre de 2015 fue nombrado Director Gerente del Servicio Regional de Investigación y Desarrollo Agroalimentario de Asturias, cargo que desempeña en la actualidad realizando esencialmente tareas de gestión de la investigación, pero manteniendo una parte de su actividad investigadora.

Además de co-desarrollar el primer modelo matemático de eficacia epidemiológica y económica de la vacunación contra paratuberculosis, dirige el único ensayo clínico de campo en bovino en Europa, que ha servido para el registro de la vacuna SILIRUM en Francia y en Australia por la empresa española fabricante.

En la actualidad, esta línea ha derivado hacia la tuberculosis, campo en el que ha desafiado el dogma casi centenario de la ineficacia de las vacunas inactivadas colaborando en el desarrollo de una vacuna muerta que confiere una protección similar a la de la BCG utilizada en humanos, pero sin su riesgo biológico. Por esta línea ha recibido el pasado junio el premio Isabel Mínguez Tudela de la industria farmacológica veterinaria nacional.

En su faceta docente, ha dirigido once tesis doctorales y ha impartido más de un centenar de conferencias en diferentes foros. Ha participado en más de 100 proyectos autonómicos, nacionales y europeos y figura, junto con Juan José Badiola y otros científicos, en el registro de una patente como inventor de una prueba de laboratorio para el diagnóstico de las enfermedades por lentivirus de ovejas y cabras.

Además, ha asesorado a diferentes organismos públicos nacionales e internacionales, ha organizado importantes congresos y reuniones técnico-científicas, ha dirigido debates científicos en varios países y ha ostentado diferentes responsabilidades en la edición de media docena de publicaciones científicas.

Comentarios