El 'Área 62' en Barbastro, punto de partida hacia los destinos turísticos del Alto Aragón

Sus valores inspiran el lema de esta empresa: ‘Un rumbo y muchas direcciones’. Y es que es la única área de servicios que existe en la autovía A-22 entre Huesca y Lérida. Se ubica en un lugar privilegiado, como señalan sus responsables, en referencia a la ciudad del Vero, porque es lugar de paso hacia los destinos más concurridos, como Alquézar, Aínsa; Benasque; Ordesa; Guara o Francia. Este proyecto empresarial supuso una inversión cercana a los dos millones de euros y ha permitido que la provincia de Huesca aumente su dotación de servicios.

Su puesta en marcha tuvo lugar el pasado mes de noviembre. Desde entonces, esta área de servicios se ha consolidado entre diferentes tipos de público. En primer lugar, los visitantes del territorio encuentran el único lugar a lo largo de la autovía para repostar, comer o cenar en el restaurante- cafetería, un parque infantil para la diversión de los más pequeños y una tienda con algunos productos característicos de la zona. Por otro lado, cubre la práctica totalidad de los transportistas, con un parquin vigilado de camiones. Entre sus proyectos de futuro destaca la construcción de un hostal de carretera.

La creación del ‘Área 62’ supuso un punto de inflexión en la Comarca de Somontano en tiempos en crisis económica. Gracias a la afluencia turística a lo largo de las distintas estaciones del año, asegura la afluencia de clientes. El nivel de ocupación de los alojamientos de turismo rural en la provincia de Huesca en verano supera el 65% en agosto, trece puntos porcentuales por encima de la media española, según un informe de Toprural. Los alcaldes de los principales destinos turísticos del Alto Aragón señalan que este va a ser un verano histórico de visitantes, en lo que coinciden los responsables de esta iniciativa privada.

Comentarios