"Algunos vecinos de Biescas no dábamos crédito a una tragedia de tal magnitud"

Alberto Maza

Alberto Maza, natural de Biescas, fue uno de los miles de voluntarios que desinteresadamente colaboraron el día que tuvo lugar la tragedia del camping de Las Nieves. Calificaba su experiencia como muy dura y algo completamente caótico.

Aquel 7 de agosto nadie en Biescas podía dar crédito a que había ocurrido una tragedia de tal magnitud. Alberto Maza nos contaba cómo ese día bajó sobre las cinco y media de la tarde a la plaza y estaba todo inundado de la gran tormenta que había caído, y fue allí cuando alguien que trabajaba en el camping le informó de lo que había ocurrido.

Desde la megafonía del pueblo comenzaron a pedir mantas, caldo y leche a la vez que realojaban a los afectados en las dependencias del polideportivo, las escuelas e incluso las casas de la gente de Biescas, de los cuales, Alberto destacaba su solidaridad y generosidad. Este, fue avisado por el alcalde Luis Estaún para colaborar en el Ayuntamiento llevando a cabo una organización del listado con la gente que había en el camping según iban llegando los nombres.

Debido a la tormenta solo funcionaba un teléfono, “era algo caótico, había muchas muertes y los familiares llegaban desesperados. Nosotros tampoco podíamos afirmar nada a los familiares porque muchas de las víctimas se encontraban en Sabiñánigo y en Jaca” nos comentaba Alberto Maza.

Según él, el domingo será un día de recuerdos contrapuestos, de impotencia por no haber podido hacer más pero también de orgullo por los voluntarios y el pueblo de Biescas. Son cosas que nunca se olvidan y que siempre quedarán grabadas para los que como Alberto, vivieron la tragedia en primera persona.

Comentarios